No existen sanadores, sí personas, pequeños-grandes guías y maestros que nos ayudan a avanzar, a reconocer y aprovechar nuestro potencial, a encontrarnos a nosotros mismos, a ser autosuficientes y alegres. Libres. Sin miedo.

miércoles, 21 de diciembre de 2011

La Odisea del Cuentista: Pensamientos filosóficos, 1

La Odisea del Cuentista: Pensamientos filosóficos, 1: No creo que el ser humano sea bueno por naturaleza, sino que podemos serlo. Ahí radica la grandeza: a pesar de ser capaces de las peores c...

No hay comentarios:

Publicar un comentario