No existen sanadores, sí personas, pequeños-grandes guías y maestros que nos ayudan a avanzar, a reconocer y aprovechar nuestro potencial, a encontrarnos a nosotros mismos, a ser autosuficientes y alegres. Libres. Sin miedo.

martes, 31 de enero de 2012

Limpieza Hepática


Había oído hablar mucho sobre la limpieza hepática, incluso amigos y conocidos que la habían realizado con éxito, y a la vista de que cada vez son más las personas que llegan a mí con problemas del hígado y colesterol, decidí probar el tratamiento para ver  cómo funcionaba y cuáles eran sus resultados.
Después de la semana de dieta y los dos últimos días en los que se produce la limpieza, me siento más ligera, con ganas de moverme y hacer cosas. Sinceramente, no sólo afecta a tu cuerpo, sino también a tus emociones y te ayuda a ponerte las pilas. Me parece un buen complemento para aquellos que estén cambiando de dieta o rutina, para los que empiecen a meditar o a hacer/recibir terapias naturales, y especialmente a aquellos que tengan problemas hepáticos o de colesterol. Aunque he de apuntar, que si tenéis estómagos delicados –como es mi caso- podéis pasar una noche movidita durante el 6º día de la limpieza (dura 6-7 días).






Es sencilla de realizar y sólo se necesitan un par de cosas que pueden encontrarse tanto en un súper normal como en una herboristería. Si alguien está interesado puede contactarme por aquí o en animatnreiki@gmail.com y le haré un mini-resumen de cómo se realiza y qué se necesita.

viernes, 27 de enero de 2012

Reiki para superar las adicciones



Las Adicciones

El tratamiento de las adicciones suele empezar con una fase inicial de desintoxicación, en la que el paciente consigue suprimir sus consumos sin experimentar malestar ni síntomas de abstinencia relevantes. Para ello habitualmente es suficiente un tratamiento farmacológico que puede realizarse en casa, aunque en algunos casos es aconsejable que se realice hospitalariamente.

Una vez terminada la fase inicial, empieza un proceso más largo, donde el énfasis se pone en el abordaje psicológico. En esa segunda fase, llamada de rehabilitación, se ayuda al paciente a aprender nuevas estrategias saludables de afrontamiento para superar sus deseos de consumir, para enfrentarse a los problemas que acumuló en su periodo de consumo y para mejorar su autoestima. Los tratamientos, tanto individuales como grupales, se dirigen a promover e incrementar la motivación del paciente para superar sus problemas.

El paciente se convierte así en protagonista de su propio cambio, recuperando la libertad que la droga le había quitado. En ese proceso,puede que sean necesarios tratamientos farmacológicos para reducir el deseo de consumo (‘craving’), reducir la impulsividad o para controlar las secuelas psicopatológicas (ansiedad y depresión) que a menudo persisten al inicio del tratamiento.

Como se tratan usualmente

El tratamiento de las adicciones suele empezar con una fase inicial de desintoxicación, en la que el paciente consigue suprimir sus consumos sin experimentar malestar ni síntomas de abstinencia relevantes. Para ello habitualmente es suficiente un tratamiento farmacológico que puederealizarse en casa, aunque en algunos casos es aconsejable que se realice hospitalariamente.

Una vez terminada la fase inicial, empieza un proceso más largo, donde el énfasis se pone en el abordaje psicológico. En esa segunda fase, llamada de rehabilitación, se ayuda al paciente a aprender nuevas estrategias saludables de afrontamiento para superar sus deseos de consumir, para enfrentarse a los problemas que acumuló en su periodo de consumo y para mejorar su autoestima. Los tratamientos, tanto individuales como grupales, se dirigen a promover e incrementar la motivación del paciente para superar sus problemas.

El paciente se convierte así en protagonista de su propio cambio, recuperando la libertad que la droga le había quitado. En ese proceso,puede que sean necesarios tratamientos farmacológicos para reducir el deseo de consumo (‘craving’), reducir la impulsividad o para controlar las secuelas psicopatológicas (ansiedad y depresión) que a menudo persisten al inicio del tratamiento.
Nuestro agradecimiento a http://www.centrobonanova.com

 

Cómo resolver las adicciones
Todos tenemos un deseo interno de bienestar, de felicidad, y tendemos a buscar elementos, sustancias, personas, situaciones, que nos faciliten esa felicidad y ese bienestar.

Todas las personas tenemos distribuido el 100 % de nuestra vida en diferentes actividades, todas ellas nos aportan algo, de no ser así no las haríamos, de tal forma que si una actividad, una práctica, o una persona, que apenas ocupa espacio en nuestra vida deja de estar, no nos suele importar gran cosa, pero eso deja de ser así cuando esa actividad, o esa práctica, ocupa una gran parte de nuestra vida, cuando esto ocurre suelen aparecer muchas complicaciones.

Muchas personas que pierden a su pareja, o su trabajo, o cualquier otra actividad que ocupaba su vida casi totalmente, consiguen estar bien, sin tener ningún problema emocional, de estrés, de falta de adaptación o de depresión, simplemente porque encuentran otra actividad en positivo, que les aporta paz, armonía, bienestar y que suple muy rápidamente el hueco que ha dejado la actividad anterior.

Muchas otras personas, no consiguen hacer ese cambio rápidamente y simplemente suelen pasar un fuerte trauma emocional y psicológico, que les genera depresión y enfermedades.

Visto lo anterior podríamos definir la adicción como la necesidad física, emocional, y psicológica, de algo para sentirnos felices, y en ausencia de ese algo todo deja de tener sentido para la persona, de forma que en ausencia de ese algo padecemos problemas físicos, emocionales y psicológicos, al perder lo que consideramos que da sentido a nuestra vida. Esto presupone que esa persona tiene como objetivo vital ese algo, y condiciona su vida y bienestar a ese algo, tan enfocado está en ello, que no admite que existan otras posibilidades, igualmente adecuadas, que le puedan aportar una vida feliz.

Evidentemente, tras leer lo anterior, la solución a cualquier adicción está clara, en teoría, si estás enfocado en algo, y ese algo te falta, y no quieres padecer ese efecto de carencia que produce dolor, tan solo hay que cambiar el enfoque psíquico, emocional y físico, para que se pueda resolver muy rápidamente esa problemática.

Cuando dejas de condicionarte a ti mismo para ser feliz exclusivamente en unas condiciones determinadas, dejas de ser infeliz cuando esas condiciones no se cumplen.

El proceso para resolver cualquier adicción suele producirse a varios niveles:

* Eliminación física de los elementos de soporte, drogas, alimentos, etc., y depuración orgánica del hábito físico del organismo, respecto de esa sustancia, lo que normalmente se llama mono físico.

* Transformación de las energías emocionales asociadas a ese hábito, que deben ser sustituidas por otras energías emocionales más amorosas, armoniosas y equilibradas, de forma que se produzca un mayor nivel de bienestar, sin necesidad de utilizar otros elementos que generen adicción emocional. Esta sustitución de unas energías emocionales por otras, debe realizarse siempre en positivo, es decir, no hay que pelearse contra hábitos nocivos anteriores, y obligarse a no hacer una determinada cosa, ya que esa es la mejor forma de alimentar más ese hábito, lo adecuado es simplemente hacer algo diferente en positivo cada vez que te acuerdes de ese hábito nocivo o sientas necesidad.

* Cambio del objetivo vital psicológico de la persona, lo que se denomina pensamiento promotor, pensamiento primario que determina hacer cosas de una forma determinada para conseguir esa felicidad, aceptar que hay formas diferentes de conseguir esa felicidad, y cambiar nuestro planteamiento cuando una forma no funciona y utilizar otra que si lo haga.

Estos tres elementos son básicos para resolver este tipo de problemáticas, cuando se produce un cambio en el objetivo vital de la persona, deja de interesar lo anterior, y empieza a interesar algo nuevo en positivo, el proceso de resolución de la problemática se suele producir de forma rotunda, si bien quedan pasos en los que puedes tener problemas, a menos que se tenga muy claro que lo anterior ya no interesa, como son, tanto el desenganche físico de sustancias, como el desenganche emocional de apegos, ya que tienen un período más o menos largo de proceso depurativo (el mono finalmente siempre acaba cuando se agota la materia y la energía que le da soporte, quien tiene claro esto siempre resuelve cualquier tipo de adicción).

No obstante ese bienestar, y felicidad que buscamos conseguir sistemáticamente fuera de nosotros, es posible conseguirlo dentro de nosotros, con lo cual nuestra felicidad, bienestar y armonía deja de depender del entorno (sustancias, compañías, situaciones), para depender exclusivamente de nosotros mismos, conseguir esto es la teoría, y la práctica requiere un trabajo continuo y habitual hasta crear un nuevo hábito, en teoría basta con aprender a meditar en uno mismo, y en la práctica requiere hacerlo de forma sistemática.

Una situación de crisis personal es una gran oportunidad en si misma, ya que al dejarnos un gran hueco vital (tiempo, y espacio para nuevas actividades) nos puede permitir realizar notables cambios en nuestra vida, de mucho calado y puede ser aprovechada para aprender a enfocarnos en nuestro interior, dejando de enfocarnos en lo externo, y por tanto a conseguir un notable equilibrio personal que de otra forma difícilmente conseguiríamos nunca.

Mi conclusión: Aprende a meditar, si utilizas suficientemente esta herramienta de crecimiento personal las adicciones a sustancias, cosas, personas, y situaciones acaban cayendo, poco a poco, según se va realizando el proceso depurativo interno, psíquico, emocional, y físico.

Para entender el funcionamiento básico de cualquier meditación centrada en el chakra del corazón, imaginemos a una persona enamorada, una persona feliz, una persona en armonía con todo, una persona a la que todo le sonríe en la vida. Bien esta persona utiliza de una forma determinada su psique y también su sistema energético.

La meditación del corazón utiliza como modelo de funcionamiento energético a una persona en la situación anterior (una persona enamorada de su pareja, de lo que hace, de donde está, de cómo vive, etc.), y enseña a otras personas a utilizar su sistema energético de esa misma forma.

El uso constante y sistemático de esa meditación te lleva a estar en esa posición de paz interior, amor, y armonía, con todo lo que es, todo lo que hay, todo lo que existe, y cuando vas consiguiendo esto las adicciones simplemente no tienen espacio dentro de ti, se caen, no te valen, pero no porque te lo digan los demás, simplemente no te valen a ti mismo, te hacen esclavo de algo y tu ya eres libre.
Reiki te permite acelerar sustancialmente el proceso depurativo, para resolver cualquier adicción, ya que su funcionamiento esta relacionado con el uso del mismo tipo de energías amorosas que la meditación del corazón.
Nuestro agradecimiento a Francisco Pérez y a http://www.fperezvillar.com

Tratamientos Reiki

Reiki es compatible con la medicina tradicional y con todas las terapias complementarias. Está demostrado que disminuye los efectos secundarios de los medicamentos y que reduce los tiempos de curación.
Los tratamientos de Reiki son muy beneficiosos a todos los niveles, puesto que actúan tanto sobre las enfermedades como sobre el estrés, las emociones, los bloqueos. Se puede usar con cualquier tipo de dolencia y contribuye a la sanación completa del paciente: física, mental y emocional. Además, al actuar a nivel emocional, ayuda a serenar al paciente y a mejorar su actitud ante la enfermedad o el problema que tiene.
Dolores de cabeza, migrañas, problemas respiratorios, úlceras y gastritis, enfermedades de tipo endocrino, problemas de colon y digestivos, hipertiroidismo e hipotiroidismo, diabetes, problemas circulatorios, insuficiencias cardíacas, hipertensión, estrés, problemas de columna, artritis, artrosis, reumas… son algunas de las dolencias físicas que se pueden tratar con Reiki. Problemas de adicciones, tabaquismo, alcoholismo, drogadicciones, sobrepeso, depresiones, fobias, obsesiones, enfermedades propias o de un ser querido, estado de duelo, son ejemplos de casos en los que la ayuda del reiki puede ser sumamente beneficiosa para el paciente.
Nuestro agradecimiento a http://reikiandorra.wordpress.com

lunes, 16 de enero de 2012

Reiki para niños con problemas emocionales



Ya sabemos que Reiki es la Energía Vital Universal, lo que quiere decir, que cada ser vivo contiene esta energía y por lo tanto, todos podemos experimentar la sanación y el bienestar de Reiki, sin importar la edad que la persona tenga. Reiki es totalmente recomendable y beneficioso para bebés y niños, especialmente porque ellos son personitas libres de prejuicios, por lo tanto en ellos mejor fluye la energía, conectándose mejor con ellos mismos y con su energía vital interna.
 
Asi como Reiki, sana y ayuda en cualquier tratamiento de enfermedades físicas y psicológicas en adultos, lo mismo ocurre en los niños, los ayuda a mantener estados de calma, paz y armonía, a enfrentar y superar estados de depresión, angustia ,baja autoestima, inseguridad,timidez.
También es una eficiente herramienta cuando sufren las consecuencias de conflictos familiares, como por ejemplo, la separación de los padres, o conflictos de celos con un nuevo hermano que llega a la familia, problemas de conducta en el colegio, conductas agresivas, hiperactividad, desconcentración o ansiedad generalizada. Muchos niños con hiperactividad llegan a recuperar su estado de tranquilidad y buena concentración gracias al efecto de las terapias de Reiki, llevándolos a encontrar a su centro, como también, niños con problemas de aprendizaje y sin ningún efecto secundario, como ocurre con las pastillas psicotrópicas como el cuestionado Ritalín, las que pueden producir adicción u otros efectos colaterales muy negativos generales en el niño.

Nuestro agradecimiento a http://www.sanacion-reiki-ho.com

Hiperactividad y Reiki



En los casos en los que normalmente es  más fácil ver temas de hiperactividad es en los niños, también es relativamente en los que se puede resolver con mayor facilidad, ya que se parte por lo general de un cuerpo sano.
 
Desde el punto de vista emocional, la hiperactividad es simplemente una forma de vivir, que simplemente se puede modificar cambiando esa forma de vivir,  para ello simplemente necesitamos o cambiar nuestro objetivo de vida, o adaptarlo con algunas prácticas.
 
Aprende a pararte durante unos segundos al principio, y durante más tiempo poco a poco, si estás corriendo, y eso es un ejercicio de mucha actividad, sería tan sencillo como detener la carrera unos segundos, relajar todos nuestros músculos y retomarla al poco, haciendo este ejercicio varias veces al día vas tomando conciencia de que puedes modificar tu nivel de actividad.
 
En el caso de los niños, de nuestros hijos, es algo que en principio no suele salir de alguno de ellos, por lo que la persona que esté a su cuidado debe enseñarles, con mucha paciencia, con mucho cariño y muy amablemente, si no siguen estas indicaciones al principio de forma verbal,  a pararse físicamente, indicándoles que se sienten o tumben y guiándoles para que aflojen todos sus músculos. Comprueba su tono muscular para que ver que efectivamente relajan sus músculos, y déjales de nuevo que vuelvan a su nivel de actividad normal, poco a poco con el tiempo se irán acostumbrando a estar esos momentos parados y empezarán a valorarlos y a querer hacerlos por si mismos. 
 
Con  animales de compañía procederemos de forma similar, les sujetaremos, les acariciaremos, les hablaremos cariñosamente, para que nos escuchen, y enseguida los dejaremos que vuelvan a su nivel de actividad normal.
 
El nuestro caso, y aquí me refiero a los adultos, esta práctica se puede convertir junto con la meditación en la base para recuperar nuestro equilibrio emocional, y  una forma de conseguir paz y armonía interna.
 
Deberemos pararles o pararnos las veces que veamos adecuadas, sin convertir esta práctica en un suplicio, lo iremos haciendo poco a poco, hasta que la costumbre haga de ello un hábito saludable, que cada uno asuma realizar por si mismo en algún momento del día.
 
Complementar esta práctica con Reiki da excelentes resultados, ya que Reiki relaja mucho, regula y equilibra nuestro cuerpo y las emociones.
 
Evitaremos de esta forma llegar a situaciones que requieran tratamiento médico por falta de adaptación al medio social, caso que actualmente se está dando con muchos niños que son considerados así debido a sus notables capacidades psíquicas, mentales, emocionales, a la juventud de su organismo, y al rápido proceso de crecimiento interno, que actualmente vienen denominando niños índigo, cristal, etc.
 
Causas de las hiperactividad.
 
En la actualidad la hiperactividad es un problema general de nuestra sociedad, un problema que genera importantes costes a la salud personal de cada uno, y con importantes costes a todo el sistema sanitario colectivo.
 
Como todo en nuestra sociedad está enfocado en conseguir ganar más y cada vez más rápido, y en los medios de comunicación es el mensaje que más se envía para incrementar el negocio y el beneficio, no es extraño que quien se deja arrastrar tenga problemas derivados de esa hiperactividad, veamos algunos factores que causan hiperactividad:
 
*La información puede generar hiperactividad.
 
Es importante saber que casi todos los estímulos que recibimos, tal cual está nuestra sociedad, tienden a generar nuevos niveles de actividad, o a modificar nuestra respuesta en esa dirección.
 
La gran mayoría de la información que recibimos, tiene una carga emocional francamente dañina para todo nuestro organismo, y nos ancla emocionalmente en esas frecuencias de funcionamiento emocional, la repetición constante por parte de la prensa de malas noticias nos hace creer que todo es así, cuando realmente no es cierto, esas noticias son la recopilación de todo lo malo que ha ocurrido en la sociedad, si se contara todo lo bueno, todo lo malo no pasaría de ser pura anécdota, contando solo todo lo malo se consigue que toda la sociedad esté a la defensiva en todo.
 
Todo este tipo de informaciones suponen una respuesta emocional y biológica defensiva para todas las personas que las reciben que supone un nivel de estrés alto y predispone  para estar a la que salta emocionalmente para identificar potenciales agresiones.
 
Una forma de resolver la hiperactividad generada por la “información” es simplemente seleccionar que tipo de información recibimos, y reciben las personas que están a nuestro cargo, mostrándoles los efectos en si mismos para que aprendan a ser selectivos con lo que dejan entrar en su vida.
 
*La alimentación puede también generar hiperactividad.
 
Los estimulantes, como el café, el té, el alcohol, los refrescos con cafeína, o teína, las carnes, los lácteos, obligan al cuerpo a realizar un esfuerzo depurativo más intenso que otros alimentos, y por lo tanto generan hiperactividad orgánica.
 
Los alimentos que contienen productos estimulantes como la cafeína, la teína, el alcohol, etc., son en si mismos responsables directos de un incremento sustancial de la actividad biológica celular, que identifica esos productos como extraños al propio organismo y tiende a eliminarlos lo antes posible, las sobrecargas de los mismos tienden a agotar la capacidad de respuesta del organismo si se toman durante períodos prolongados.
 
Los alimentos como la carne y los lácteos, y en mucho menor medida el pescado, también suponen en si mismos un problema para nuestro organismo:
 
-Por el aporte de energías de sus emociones, que quedan registradas en el ADN, en el agua y en la materia de su tejido o de su leche, con lo que aportamos energías con emociones que nos resultan tóxicas, y que debemos depurar.
 
-Porque al ser productos de seres vivos con un sistema inmunológico propio, que permanece aún estando el animal muerto, lo que produce sobrecargas de trabajo a nuestro propio sistema inmunológico para eliminar el otro sistema inmunológico ajeno.
 
-En el caso de la leche es extraordinariamente rica en elementos del sistema inmunológico del animal que la produce para favorecer el crecimiento y fortalecer el sistema inmunológico de sus crías a las que va destinada, siendo incompatible con nuestro propio sistema inmunológico, lo que produce en mayor medida que en el caso de la carne sobrecargas de trabajo a nuestro propio sistema inmunológico para eliminar otro sistema inmunológico ajeno.
 
-Por ser alimentos que requieren un esfuerzo adicional en relación a otros para expulsar la materia tóxica que se genera con ellos tras su digestión, quedando en gran cantidad en nuestro intestino, y produciendo más tóxicos por su putrefacción.
 
-Por ser alimentos que generan mucosidades, principalmente la leche, que son difíciles de limpiar tanto en el intestino, como en cualquier otra parte del organismos al que puedan llegar.
 
Básicamente todos estos alimentos densifican nuestro organismo generando acumulación de tóxicos, toxinas, pérdida de agua, obligando al cuerpo y al sistema inmunológico a la realización de esfuerzos adicionales para su buen funcionamiento y todo ello sin los elementos ideales para ello (generan un gran estrés al propio sistema inmunológico y tienden a agotarlo pudiendo producir alergias, intolerancias, y problemas graves en el propio sistema inmunológico).
 
La falta de agua genera disminución de la actividad e hiperactividad a la vez, fuerza la disminución de la actividad al no poderse realizar los procesos bioquímicas necesarios para la vida, y genera hiperactividad porque el cuerpo busca realizarlos a toda costa para estar bien, conservarse bien, realizar el máximo proceso depurativo, y si no llegan aportes suficientes de agua simplemente se agota hasta que se rompe, si este es tu caso bebe por lo menos 3 litros de agua al dia.
 
Una forma de resolver la hiperactividad generada por los alimentos que tomamos consiste en identificar todos los alimentos que tienen un efecto lo más neutro posible en nuestro organismos con el mínimo de tóxicos, y desarrollar una dieta rica y equilibradora en base a ellos, evitando los que tienen efectos inconvenientes, y no hace falta pensar mucho en ello para darse cuenta que es una dieta preferentemente vegetal.
 
Si hay sobrepeso, un ayuno prolongado puede ser una excelente opción, el sirope de savia y zumo de limón o naranja, puede ser el complemento ideal para mantener los elementos básicos de aportes esenciales y permitir una depuración muy prolongada, infórmate.
 
*Los medicamentos y drogas generan hiperactividad.
 
Es evidente que quien no cuida su estado emocional, su alimentación, la cantidad de agua que bebe, y no realiza el proceso depurativo de los tóxicos que vaya recibiendo o tiene una fortaleza impresionante, o acaba enfermando, y es en este punto donde entran en nuestra vida los medicamentos para resolver problemas de salud.
 
La sanidad tal cual está planteada hoy, da respuestas a problemas de salud de diversas formas, en unos casos hay remedios que resuelven el problema directamente, en otros se facilitan tratamientos a largo plazo que intoxican el cuerpo poco a poco, y en otros intentan resolver un problema de salud intoxicando el cuerpo aún más con la pretensión de eliminar las células de nuestro cuerpo que ya no colaboran con el objeto de vida de un organismo sano.
 
-Los medicamentos generan siempre cierto nivel de toxicidad que debería ser eliminada de nuestro organismo una vez finalizado el tratamiento para recuperar la salud, cosa que en la actualidad no se realiza nunca, dejando que sea el propio sistema inmunológico quien lo resuelva si puede a pesar de las dificultades comentadas anteriormente, en lugar de recomendar una dieta eminentemente depurativa de todo el organismo.
 
-La aportación de medicamentos de forma sistemática y habitual supone una intoxicación continua del organismo, por las sustancias de desecho que producen, y cuyos efectos están en muchas ocasiones descritos en los prospectos de los mismos, obligando al cuerpo a dejar de producir ese mismo tipo de elemento en los casos que lo produce, por los aportes externos y posibles excesos del mismo, reduciendo sustancialmente nuestra capacidad de producirlos a corto, medio y largo plazo, por falta de uso de esa capacidad, es el equivalente a no utilizar nunca un brazo y si utilizar el contrario, uno se queda raquítico y el otro se desarrolla, generando además una hiperactividad notable en esa parte de nosotros mismos encargada de regular el exceso de sustancias, así que vamos a ser muy eficientes en eliminar excesos de elementos que recibimos  en los medicamentos (durante un tiempo hasta que el exceso de estrés y sobrecarga colapsen esa capacidad como anteriormente ha ocurrido con la contraria que ha generado la enfermedad), y muy poco eficientes en producirlos, generando dependencias, a la par que nos intoxican.
 
-En primer lugar no dañar, esa debería ser la norma básica de cualquier tratamiento médico, que multitud de tratamientos no cumplen en la actualidad.
 
-Si tienes algún problema de salud, infórmate, asume como propio el problema, no dejes que los demás te den sus soluciones sin investigar si hay otras que puedan resultar igualmente efectivas y con menos inconvenientes para tu salud, muchas veces una combinación de varias prácticas complementarias dan mejor resultado que una sola, en otras una  práctica de otro método tiene la respuesta, y en otras lo único posible son paliativos y el máximo proceso depurativo que puedas asumir, junto con el mayor incremento de energía que tu cuerpo admita.
 
-Las drogas utilizadas como método de conseguir bienestar emocional, alegría o euforia puntual, y por tanto una notable hiperactividad emocional, lo consiguen sobre la base de sobrecargar tanto el cuerpo como el sistema energético, teniendo efectos muy tóxicos en la mayoría de las ocasiones sobre el organismo con multitud de efectos secundarios muy difíciles de recuperar, mi recomendación es que simplemente no las tomes.
 
En este punto es relativamente difícil dar una sola recomendación que resuelva todos los problemas de salud, pero si se puede facilitar una orientación de algunos de  los pasos a seguir que van a mejorar sustancialmente el estado de la gran mayoría de los enfermos:
 
-Incrementar tu capacidad electromagnética con prácticas como Reiki puede ser determinante para acelerar el proceso de recuperación de la salud, una de las cosas que más facilita la recuperación del organismo cuando se tienen los nutrientes necesarios es la energía para aumentar la actividad biológica interna del organismo y acelerar los procesos de reconstrucción del mismo, iníciate en Reiki, pide apoyo de personas que practiquen Reiki, pide a familiares con buena salud  que se inicien y que te ayuden dándote Reiki, de esta forma recibirás tratamientos muy prolongados por un coste económico ridículo.
 
-Aprende a relajarte, meditar, haz ejercicio físico proporcionado a tus posibilidades, si estás en cama y no puedes moverte de ella, también puedes hacer ejercicio (contracciones suaves musculares, estiramientos, rotaciones de articulaciones, ejercicios o prácticas respiratorias, etc.), si no estás en cama (pasear, yoga, tai chi, etc.), no te pases nunca con el ejercicio, de otra forma agotas tu energía para recuperar la salud, una forma de saber que no te pasas es dejarlo cuando notes que empiezas a sentirte bien con el ejercicio.
 
-Selecciona tus compañías, no aceptes a tu lado personas que te maltraten emocionalmente con la excusa de la compasión: pobrecito, que triste, con lo majo que es, tenía un futuro… etc., o con cualquier otra excusa, o que simplemente estén cabreadas o permanentemente enfadadas, simplemente invítalas a que no vuelvan, no te ayudan a estar mejor. Con amigos así ¿para que quieres enemigos?
 
-Selecciona siempre que te sea posible la información que te llega por todas tus opciones de comunicación, prensa, televisión, vecinos de habitación, evita malas noticias, violencia, agresividad, programas de debate con broncas, etc.
 
-Dieta preferentemente vegetal, rica en cereales (arroz, avena, cebada, centeno, maíz, sorgo, trigo, etc.), combinados con legumbres (garbanzos, judías, lentejas, etc.), en la proporción de 3 partes de cereales y 1 parte de legumbres, las verduras son muy importantes van a reconstruir el intestino (síndrome de intestino goteador), frutos secos, frutas, algas, aceite de oliva virgen, sal gorda marina (a utilizar solo en los guisos), sin lácteos (atascan y generan estrés al sistema inmunológico), y si se aportan huevos (máximo 1 a la semana), carne en cantidades mínimas no superiores al 5%, aunque mejor no tomarlos si estás enfermo, por el exceso de tóxicos que aportan, ya que si quieres eliminar tóxicos lo primero es no aportar más y el pescado en el mismo apartado que la carne supone más de lo mismo aunque en menor medida. Los cambios en la alimentación deben realizarse con información adecuada y de forma progresiva, antes de empezar infórmate.
 
 -Incrementa sustancialmente la cantidad de agua que bebes, cualquier enfermedad lleva aparejada acumulación de tóxicos, la única forma de eliminarlos de tu cuerpo  es a base de depurar y para ello se necesita más agua de la normal, el limón o la naranja (vitamina C natural) son muy necesarios para ese proceso de depuración y reconstrucción del organismo, para incrementar sustancialmente la cantidad de agua que puedes beber aporta más sal a tu organismo y más potasio, de forma natural, como con la sal gorda marina en el caso del sodio  y con vegetales, frutas y legumbres en el caso del potasio, así se puede conseguir beber más de 5 litros de agua diarios, con un sustancial incremento del proceso depurativo.

Nuestro agradecimiento a http://www.fperezvillar.com

Reiki en bebés y niños



El beneficio de Reiki en los niños comienza ya en el vientre materno. Reiki favorece su energía luminosa, los nutre, los protege y sobre todo, les permite una comunicación fluida y constante con su madre.
Gracias a su inocencia, los niños están libres de los prejuicios que tanto atan a la mayoría de los adultos. De este modo la energía Reiki fluye hacia ellos sin impedimentos, naturalmente, sin los bloqueos causados por temores o convicciones rígidas de cualquier tipo.
Muchos padres recurren a un tratamiento de Reiki para sus hijos cuando tienen problemas de hiperactividad, timidez, pesadillas, insomnio, depresión ó porque han atravesado por situaciones familiares que les producen angustia, como la separación de sus padres, por ejemplo.
 Reiki también ayuda a los niños que son muy tranquilos a ser más receptivos, puesto que esta energía agudiza los sentidos y logra que la persona tenga una percepción distinta de la vida. Además, es muy útil para los pequeños que tienen dificultades para concentrarse.
Cuando se trata de bebés o de niños de corta edad es necesario adaptar las sesiones de acuerdo a su capacidad para quedarse quietos mientras se les imponen las manos. Es mejor que estén dormidos, para que estén más relajados.
En el caso de los bebés notarán mucha mejoría los que sufran cólico del lactante, inicio de dentición, otitis, trastornos de sueño, etc.

Nuestro agradecimiento a Gema Cazorla y http://terapiareiki.es

miércoles, 11 de enero de 2012

Reiki en Animales


 Desde siempre la medicina tradicional ha tratado la salud de nuestras mascotas con corrección y excelentes resultados, pero al igual que está pasando con nosotros, en el mundo de los animales se están introduciendo tratamientos orientales efectivos, pero que en ningún caso pueden sustituir  al veterinario. El Reiki es una terapia alternativa japonesa, cuya traducción significa 'Energía Universal de la vida'. Se basa en la curación psicológica y física a través de las manos, que actúan como canales de energía al colocarse encima de los centros energéticos o chakras que nuestros animales tienen repartidos por todo el cuerpo.
Según especialistas en terapias alternativas, "el Reiki es recomendable para todos los animales, incluidos los salvajes y los de granja, aunque la aplicación de la terapia puede variar por cuestiones de carácter o la de naturaleza de cada uno".
Los principios básicos
Desde que en el siglo XIX el Reiki fuera redescubierto por un monje japonés, Mikao Usui, ha ido ganando popularidad. Esta terapia es un método de sanación natural, cuyos principios básicos son cinco: no te enojes por hoy, no te preocupes por hoy, honra a tus padres, a los maestros y a los ancianos, gana honestamente tu vida y, por último, expresa tu gratitud con los seres vivos.
Todos podemos ejercerlo, tras un curso de iniciación, puesto que estamos capacitados para transmitir nuestra energía a otras personas, animales u objetos. Otra modalidad es la práctica a distancia pero, según nuestra especialista, esto requiere muchos años de experiencia.
Los beneficios del Reiki
Para la experta, los principales beneficios derivan de que "es una técnica muy agradable y relajante, que en ningún caso puede ser nociva. Aumenta la energía vital del cuerpo y equilibra la mente". Es muy importante recalcar que este tipo de terapias son compatibles con cualquier tratamiento farmacológico.
Según la experiencia de aquellos que tratan con animales, "esta alternativa siempre resulta beneficiosa, aunque depende mucho de las características del animal y del ámbito en el que se encuentre". También existen casos de animales que rehúsan las sesiones por diversas razones, como que no les guste la persona o porque, debido a su carácter, no quieren tener esa comunicación.




 ¿Cuándo es más aconsejable?
Siempre resulta aconsejable, puesto que es una forma perfecta de relacionarnos con nuestras mascotas, tranquilizarlas y relajarnos juntos. Para algunos especialistas, "está más indicado para los casos de enfermedades físicas crónicas o agudas y en problemas de comportamiento".
Mucha gente desconfía de este tipo de terapias que funcionan mucho mejor en animales y niños porque se muestran más receptivos y no ponen obstáculos. Por ejemplo, es habitual observar como un perro escoge la postura más indicada para su problema al comenzar la sesión.
Su eficacia junto a otras terapias
Ante todo, es muy importante tener presente que ninguna terapia alternativa puede sustituir un tratamiento farmacológico o las consultas al veterinario. Simplemente, estamos hablando del Reiki como una opción complementaria. Es fácilmente combinable con la medicina tradicional, con métodos conductuales y con otras técnicas, como las Flores de Bach.
En conclusión, el Reiki puede ser un complemento muy importante para tranquilizar a nuestras mascotas y aprender a comunicarnos con ellas de un modo diferente.

Nuestro agradecimiento a http://mascotas.facilisimo.com

 Si bien el Reiki como método natural para lograr el equilibrio energético fúe ideado originalmente para ser aplicado en humanos, hoy no podemos dejar de lado su gran utilidad en el mejoramiento de la salud de nuestros animales, que también comparten con nosotros este tiempo y este espacio físico; y darles Reiki ya sea para calmar su ansiedad, para aliviar sus dolores, para aliviar su sufrimiento, para mejorar la convalecencia y lograr una más rápida mejoría o para acompañarlos en sus últimos momentos como retribución por el cariño desinteresado que nos brindaron en una parte de nuestro camino.

Hoy somos muchos y cada vez más los médicos veterinarios que utilizamos en nuestros consultorios Reiki como tratamiento natural de apoyo, y obtenemos excelentes resultados. Se logran notables y mejores evoluciones de todas las patologías cuando los asistentes de los médicos veterinarios y los propietarios de las mascotas también colaboran ofreciéndoles Reiki. Comprobamos que es especialmente eficaz en el alivio del dolor ya sea agudo o crónico, como en el caso de lesiones de columna, displasia de cadera, etc, también lo utilizamos luego de las cirugías o en animales que están recibiendo tratamiento hidroelectrolítico o quimioterapia, también en el marco del examen clínico y en la realización de prácticas más invasivas, les aplicamos Reiki; y al perder el miedo y tranquilizarse no sólo se benefician ellos sinó que nos permiten a nosotros realizar el examen con mayor precisión.




El Reiki no tiene contraindicaciones y funciona en los animales más allá de las creencias o la fé; ellos reciben la energía que les aplicamos con las manos sin dejarse influenciar por ninguna "creencia" pero sin ofrecer "resistencias", y éste es el único requisito para que el Reiki funcione: una intención amorosa y "dejar que la energía fluya".

Cualquier persona puede aprender Reiki y tener al alcance de sus manos una herramienta que sea un recurso complementario a cualquier tratamiento que esté realizando. Se aprende en un fin de semana y no es necesario tener ninguna experiencia.

Nuestro agradecimiento a http://www.mantra.com.ar y al Dr. Luís Ceccato

martes, 10 de enero de 2012

Sanación por Arquetipos

(Sistema Colin Bloy)

Un arquetipo es la esencia, la forma energética de algo. El mundo de los arquetipos es inmenso, pues todo en nuestro mundo tiene su arquetipo.


En la sanación se trabaja con los arquetipos de los cuerpos físico,  mental y espiritual. Éstos son originales y perfectos. La técnica se fundamenta en la geometría sagrada, y muchos arquetipos son figuras geométricas, con lo que el subconsciente del receptor los acepta e integra fácilmente.  Por ejemplo, si una persona tiene miedos que le impiden avanzar y le están bloqueando, el arquetipo relacionado (el cubo) estará deformado o roto. El sanador actúa modificando, reconstruyendo y reinstalando este arquetipo, ayudando a que la persona identifique el bloqueo. De la misma manera podemos comprobar la disfunción de cualquier órgano, así como diversas funciones del metabolismo, si la tensión está alta o baja, o el estado del sistema nervioso o el sistema inmunológico.
Arqueómetro
A través de ésta técnica, es posible liberar y equilibrar traumas de la infancia y conectar a la persona con su misión en la vida, despertando memorias y ayudando a la apertura de conciencia, indispensable para el éxito de cualquier proceso de sanación. Los traumas no liberados actúan como bloqueos, miedos, inseguridades, ansiedad o rigidez frente al proceso de la vida, siempre cambiante y sorprendente. Al no permitirnos sorprendernos y fluir con éste proceso, nos vamos separando cada vez más de nuestra esencia, olvidando que somos seres únicos e irrepetibles, que no hay nadie como nosotros, y que hemos venido con una “misión”, que nadie más que nosotros puede llevar a cabo. Así, la rigidez, el miedo, la ira…esconden traumas no resueltos, historias mal ubicadas, una falta de amor al fin y al cabo, que puede resolverse siempre con suficiente paciencia y perseverancia, pues muchas veces llega a afectar al cuerpo físico en forma de enfermedades o dolor, y entonces los procesos son más largos.
Existen arquetipos para liberar éstos traumas, que junto con el sostén de una buena alimentación y una nueva actitud frente a la vida, nos pueden ayudar en la transformación que todos necesitamos.  
El sanador actúa siempre desde el amor incondicional, y se convierte así en un canal, la sanación fluye a través de él.
La sanación por arquetipos está recomendada para todo tipo de personas y no tiene contraindicaciones, en ningún momento pretende sustituir a los medicamentos, si servir de apoyo y sostén a los procesos de sanación del individuo y ayudarle en su apertura de conciencia.

Evento en Facebook, Fin de Semana Espiritual en Barcelona, ¡reserva tu plaza!
https://www.facebook.com/events/127090407404483/

sábado, 7 de enero de 2012

No hay que temer a la muerte; la muerte no existe, es solo una transición




“No hay que temer a la muerte; la muerte no existe, es solo una transición",  solía afirmar Elisabeth Kubler-Ross, una mujer que fue considerada por el Times como una de los 100 pensadores más importantes de nuestro siglo. Fue pionera en el movimiento de cuidados paliativos y del estudio de la muerte. Fue una de las voces que desde el mundo científico defendió con más vehemencia la idea de que la conciencia sobrevive al fin del cuerpo.
Nació en en 1926 en Zurich (Suiza) y en 1957 se graduó en Medicina en la universidad de Zurich. Siendo estudiante de medicina visitó algunos de los campos de exterminio nazi tras la guerra. Elisabeth se sorprendió de que en las paredes de los barracones donde los judíos esperaban su muerte inminente, los más pequeños, tan jóvenes que ni tan siquiera poseían creencias religiosas, habían dejado plasmados sus sentimientos con respecto a los que les aguardaba. Y lo que más impactó a la joven psiquiatra es que, de una manera natural e instintiva, aquellos niños consideraban la muerte no como un final, sino como un proceso de cambio, una mutación de estado. Como carecían de conceptos para expresar tales sentimientos, aquellos niños lo plasmaron en dibujos de orugas que se transformaban en mariposas. Esos dibujos infantiles tocaron profundamente a Kubler-Ross, quien a partir de entonces se dedicó en cuerpo y alma a crear una nueva cultura sobre la muerte.
El símbolo de la mariposa se convirtió en un emblema de su trabajo, porque para Kubler-Ross la muerte era un renacimiento a un estado de vida superior. Los niños -afirmaba- lo saben intuitivamente; si no les contagiamos nuestros miedos y nuestro dolor, ellos tienen la capacidad de enseñarnos muchas cosas.
Llegó a los Estados Unidos en el año 1958. Comenzó allí su trabajo en un hospital de Nueva York donde se sintió horrorizada por el trato que se daba en los hospitales a los moribundos: “Se les aislaba, se abusaba de ellos; nadie era honesto con ellos”. Se convirtió en una voz crítica, que clamaba porque el paciente recuperase su intimidad y se le permitiese morir no entre los fríos muros de un hospital, sino en su casa, rodeado de sus seres queridos y permitiéndole despedirse en paz.
A diferencia de sus colegas y en contra de las pautas habituales de la época, decidió sentarse cerca de sus enfermos, dedicarles tiempo, atención y escucharles mientras ellos le abrían su corazón: “Mi objetivo era romper con la barrera de negación profesional que prohibía a los pacientes expresar sus más íntimas preocupaciones acerca de la propia muerte”.
Mucho fue lo que ella aprendió de esta experiencia: vio que los niños dejaban este mundo confiados y serenos; observo que algunos adultos partían, después de superar la negación y el miedo, sintiéndose liberados, mientras que otros se aferraban a la vida sólo porque aún les quedaba una tarea que concluir, pero todos hallaban consuelo en la expresión de sus sentimientos y en el amor incondicional de quienes les prestaban atención. La gente no tiene miedo a morir, la gente tiene miedo a morir en una unidad de cuidados intensivos, alejados del alimento espiritual que da una mano amorosa , separados de la posibilidad de experimentar las cosas que hacen que la vida valga la pena.
Empezó impartiendo seminarios en los que participaban enfermos terminales que hablaban al público acerca de su situación y cómo la atravesaban. En 1968 estos seminarios se convirtieron en cursos acreditados. Hoy los estudios sobre la muerte y el morir forman parte de la formación de los estudiantes de medicina de muchos países.
Su primer libro “Sobre la muerte y los moribundos” publicado en 1969 hizo de Kubler Ross una autora conocida internacionalmente. En el explicaba sus experiencias con más de 500 enfermos al final de la vida. Este libro fue un best seller y una revolución en su momento porqué era una llamada a la humanización, al trato con los enfermos en esta última etapa de la vida, una invitación al diálogo honesto y franco acerca de sus preocupaciones, y un signo de esperanza de que esta etapa puede tener un significado de esperanza y plenitud si se afronta sin dolor físico, con conciencia y acompañado de los seres queridos, todo ello con la ayuda de profesionales sensibles, honestos y preparados.
"Cuando se está junto a su cama y se les escucha de verdad -afirmaba- percibes que ellos saben que la muerte está próxima. Cuando el enfermo nos dice que sabe que va a morir, debemos aceptar su declaración sin contradecirla". Según Kubler-Ross, la comunicación, aunque el enfermo no pueda hablar, es continua; si prestamos atención, él nos dirá lo que necesita. Estas son las cuatro funciones que Kubler-Ross pide a los que acompañan a un moribundo: escucha verdadera y sin juicios, aceptación, permanecer a su lado y comunicación.
Elisabeth ayudó a muchos familiares a encajar su pérdida, a saber cómo enfrentarse a la muerte de un ser querido, les explicó cómo apoyar al moribundo, lo que debía hacerse en esos difíciles momentos y lo que debía evitarse. Bajo su tutela se crearon fundaciones y movimientos ciudadanos que reclamaban el derecho a una muerte digna. Y comenzaron a publicarse libros, gracias a los cuales miles de familias recibieron consuelo. Todo el dinero que ganaba gracias a ellos lo invertía en orfanatos y proyectos asistenciales, jamás en sí misma. Infatigable, estuvo junto al lecho de muerte de cientos de pacientes, ayudándoles a enfrentarse a su situación, a aceptarla, a comprenderla, y en definitiva a morir con esperanza. Ella fue la primera psiquiatra que describió las fases de la muerte: pánico, negación, depresión, pacto y aceptación, que se convirtieron en un clásico de la psiquiatría.

En 1970 Kubler-Ross empezó a explorar la posibilidad de la existencia de vida después de la muerte. La Universidad de Chicago cuestionó su trabajo y la despidió. A partir de entonces decidió dedicarse a la práctica privada dando conferencias, escribiendo y promocionando servicios de atención a personas en duelo y enfermas. Diseñó un curso /taller llamado “Vida Muerte y Transición” para personas que estaban afrontando todo tipo de pérdida. El símbolo que utilizó para estos cursos fue una mariposa ahora popularizada como icono de la muerte y la transición. Estos talleres llevan ofreciéndose desde hace más de 30 años en todo el mundo.
En 1975 Elizabeth publicó entrevistas y testimonios de personas que habían vivido experiencias en el límite y habían regresado. En estas experiencias, hoy muy conocidas y estudiadas, la gente habla de la muerte como una experiencia maravillosa y del reencuentro con personas amadas que han muerto antes. “No sólo creo que hay una vida después de la muerte, sino que lo sé, tenemos datos suficientes verificables y es importante compartir este conocimiento con la gente”.
Su trabajo sobre el más allá supuso un alejamiento de muchos estamentos médicos que habían valorado su trabajo como pionera del movimiento de paliativos. Pero jamás le importaron las opiniones ajenas y a pesar del escepticismo y del rechazo de muchos de sus colegas, siguió adelante con su trabajo, ya que después de entrevistar a miles de personas en trance de muerte, no tenía dudas acerca de la supervivencia del alma.
Elisabeth Kubler-Ross dedicó muchos años a dar conferencias por el mundo y escribió más de 20 libros sobre la muerte y la vida incluyendo: Vivir hasta despedirnos, Los niños y la muerte, SIDA el último desafío, La muerte: un amanecer, y su autobiografía, La rueda de la vida.
En su último libro, “Lecciones de vida” escribió acerca de los misterios de la vida y los vivos: “Quise, finalmente, escribir acerca de la vida y el vivir". Y nos invita a reflexionar acerca de nuestra propia vida: ¿Realmente es así como quiero vivir mi vida? Todos nos hemos hecho esta pregunta en algún momento. La tragedia no es que la vida sea corta, sino que a menudo solo tenemos una tardía percepción de lo que realmente importa.
Sus libros han sido traducidos a más de 25 idiomas. Fue merecedora de 28 doctorados Honoris Causa.

Se enfrentó a su propia muerte con la valentía que había afrontado la de los demás y con el coraje que aprendió de los más pequeños. Los últimos años sufrió varios infartos y sabía que su tiempo había concluido. A los 78 años falleció - hizo su transición - (como a ella le gustaba llamar al proceso de la muerte) rodeada de sus seres queridos. Su funeral fue distinto y muy emotivo. Asistieron fundadores de unidades de cuidados paliativos, de centros de duelo, centros para niños, programas para víctimas de abusos... En el entierro un rabí pronunció el responso, una india americana purificó a Elisabeth con humo para su viaje y un monje tibetano cantó textos del libro tibetano de los muertos... Se soltaron centenares de mariposas que se posaron sobre las personas presentes, y globos de ET - uno de sus personajes favoritos - con “Bienvenida EKR” escrito. Finalmente se esparcieron pétalos de rosas sobre su ataúd antes de depositarlo en la tierra.
Solía decir "Hazlo! No atreverte puede ser mucho más dañino que atreverte y equivocarte... Esto último al menos les da a los demás algo que perdonar, lo primero no les da nada"
Su coraje, su sentido del humor, su falta de miedo a la muerte y su capacidad para transmitir sus ideas, son un ejemplo a seguir.
Nos dejó, impreso en sus libros, un gran mensaje de amor.

Nuestro agradecimiento a Mercè Castells y a http://www.emprendedoras.com