No existen sanadores, sí personas, pequeños-grandes guías y maestros que nos ayudan a avanzar, a reconocer y aprovechar nuestro potencial, a encontrarnos a nosotros mismos, a ser autosuficientes y alegres. Libres. Sin miedo.

jueves, 2 de febrero de 2012

Reiki, fertilidad, embarazo y maternidad


 Cómo tratar la infertilidad
La infertilidad en una pareja (hombre/mujer), se da por causas tanto masculinas como femeninas.
En la mujer, la esterilidad, en un porcentaje muy elevado (85%), se debe a estas causas sobre todo:
Anovulación: cuando el óvulo no es expulsado por el ovario (no alcanza la madurez o no se ha formado).
Endometriosis: cuando se encuentra fuera del óvulo el tejido uterino.
Factor Tuboperitoneal: las Trompas de Falopio tienen algún tipo de lesión.
Otros factores: medicación con antidepresivos o esteroides. Obesidad, asma, depresión, enfermedad del tiroides, cáncer, diabetes 2, enfermedades crónicas y de transmisión sexual, miomas, etc.
En el hombre es necesario una función normal en la erección y eyaculación, como también es necesario que los espermatozoides funcionen perfectamente. Hay infertilidad masculina cuando se producen:
Alteraciones de la producción del semen: poca cantidad (menos de 20 millones de espermatozoides por mililitro) y mala calidad.
Alteraciones del tracto genital: impotencia eréctil, ausencia de eyaculación o imposibilidad de eyacular en el fondo de la vagina durante el coito.
Hay otros muchos factores y problemas, tanto masculinos como femeninos, que impiden la fertilidad normal. La solución a estos trastornos y problemas de fertilidad pertenecen en primer lugar a la medicina alopática. El médico especialista es el que debe diagnosticar y solucionar el problema de fertilidad.
Por otra parte han de saber que algunas terapias alternativas ayudan en gran manera a la solución de los problemas de fertilidad.
El Reiki, como terapia de sanación natural, es una técnica que ha obtenido innumerables éxitos en todos los campos de la salud y en los problemas de fertilidad se ha desarrollado tambien con gran éxito.
No hay que olvidar que en los tratamientos con Reiki se tratan los trastornos y problemas físicos, sanando en primer lugar la causa, el problema queda solucionado.
Cuando el problema de la fertilidad no es físico sino que es un problema psicológico, como pueden ser situaciones de estrés, ansiedad, actitud negativa ante la vida, depresiones, trastornos de angustia, etc., de todos es sabido que el Reiki es una Energía relajante, sedante, que fluye por los músculos del cuerpo, el paciente percibe el Reiki como una ola de Energía envolvente con la cual se siente protegido y seguro, manejando las circunstancias de la vida con más soltura. La Fuerza Vital que transmite el Reiki anima a los órganos y tejidos a crear unas condiciones favorables de salud. Cuando se resiente nuestra Fuerza Vital, la salud se ve afectada, el fluido de nuestra sangre se restringe, el sistema nervioso y los órganos reproductores dejan de funcionar en armonía unos con otros.
El gran valor del Reiki es que fluye a un nivel energético restaurando el fluido de la fuerza de la vida que es natural, normal y sano. Por eso nutre a los órganos de una forma correcta, para que recuperen su función natural. No voy a garantizar un resultado concreto, pero sí es cierto, que todo el que recibe un tratamiento con Reiki se beneficia de una forma u otra. El Reiki potencia cualquier proceso de curación y sabemos que cualquier enfermedad o trastorno físico o psicológico ha podido ser tratado con Reiki.
Nuestro agradecimiento a http://cursosreikienmurcia.blogspot.com




 Medicinas alternativas utilizadas para problemas de fertilidad
Las medicinas alternativas más utilizadas como complemento a algún tratamiento de fertilidad son, la homeopatía, el Reiki, la terapia floral o flores de Bach, la meditación y los suplemntos de hierbas.
Reiki
El Reiki es una técnica de sanación natural mediante la canalización de la energía vital a través de las manos. Es un técnica holística, lo que significa que toma al ser humano como un todo, y así armoniza todos los planos del ser: el físico, el mental, el emocional y el espiritual.
No es agresiva para el individuo, ni tampoco crea adicción ni efectos secundarios o colaterales, ya que no se utilizan sustancias químicas ni elementos extraños al cuerpo, solo la energía que está presente en todo ser vivo.
El Reiki se puede utilizar conjuntamente con el tratamiento médico tradicional. Es una terapia que lo complementa pero no lo sustituye.
Es una energía preventiva y curativa ya que equilibra las energías, libera las emociones, desarrolla la conciencia, aumenta la creatividad y eleva la energía vital.
El Reiki se fundamenta en la canalización positiva de la energía vital. Cuando la energía circula de forma positiva, el individuo se siente feliz y sano. Si por el contrario, esa energía circula desequilibrada, surgen las enfermedades, el malestar emocional y la infelicidad.  
Terapia floral o flores de Bach
Así como el Reiki, la terapia floral se fundamenta en el equilibrio, cuerpo-mente a través de la administración de extractos de plantas naturales que mejoran el sistema inmune y el funcionamiento hormonal. Algunas de las plantas más utilizadas en la preparación de flores de Bach son: el acebo (Holly, Ilex aquifolium), el alerce (Larch, Larix decidua), la aulaga (Gorse, Ulex europaeus) y la avena silvestre (Wild oat, Avena fatua).  Sin embargo las que generalmentes se utilizan en los trastornos de fertilidad son:
• Achicoria (Chicory, Cichorium intybus)
Puede ser útil en mujeres con trastornos de hipoestrógenismo y de ciclos irregulares.
• Agua de roca (Rock water, Aqua petra)
Es útil en casos relacionados con varias alteraciones de la fertilidad.
• Clemátide (Clematis, Clematis vitalba)
Tomada por la pareja, aumenta la fertilidad cuando no hay razón orgánica que explique la esterilidad.
• Estrella de Belén o leche de gallina (Star of Bethleem, Ornitholagum umbellatum)
Generalmente se utiliza en problemas de tiroides, menstruaciones abundantes o ausencia de ellas e irregularidades.
Meditación
La práctica de la meditación beneficia tanto al practicante como a los que están a su alrededor. Sus efectos positivos se reflejan en los aspectos físico, emocional, mental y espiritual.  La utilización de técnicas de meditación en las parejas con problemas de fertilidad puede generar una mejor predisposición para afrontar las tensiones que suponen los distintos procedimientos y además para disminuir el estrés. Entre los efectos más importantes relacionados con la meditación se encuentran:
• La disminución de la presión sanguínea
• El ajuste del sistema límbico (mejorando la respuesta emocional)
• El equilibrio entre los sistemas nervioso central, simpático y parasimpático
• La disminución de la frecuencia de las ondas cerebrales facilitando el descanso
• Genera vitalidad y aumenta las reservas de energía
• Incrementa la resistencia al estrés
• Regulariza el conjunto de funciones fisiológicas
• Proporciona seguridad y confianza en uno mismo
• Mejora el desarrollo de las actividades cotidianas y las relaciones personales
 Homeopatía
La homeopatía requiere una visión separada de las terapias alternativas, pues es otra forma de medicina pero medicina al fin.
Respecto a la fertilidad puede ser muy útil en afecciones psicosomáticas que afecten la producción espermática, la regularidad del ciclo menstrual o la capacidad ovulatoria.
También, la utilización de homeopatía en las parejas con problemas de fertilidad puede generar una mejor predisposición para disminuir el estrés que suponen los distintos procedimientos específicos.

¿Qué más puedo hacer para quedarme embarazada?
Finalmente, existen también otras alternativas naturales que simplemente se basan en llevar una vida sana. Cualquier tratamiento de infertilidad convencional asociado o no a la medicina alternativa tendrá mejores resultados siempre que se respeten algunas pautas. A continuación te damos algunos consejos importantes para comenzar hoy mismo y mejorar tu fertilidad.
• Elimina hábitos nocivos
Deja de fumar, de trasnochar a menudo y de tomar drogas o alcohol, pues siempre dificultarán el embarazo o perjudicarán al futuro bebé.
• Mejora tu alimentación
Bebe de 2 a 3 litros de agua al día a fin de favorecer la eliminación de toxinas del organismo.
Elimina todas las bebidas que no sean jugos, agua o infusiones de plantas medicinales que tu médico o especialista haya recomendado.
No pases nunca más de 5 horas sin comer a fin de no hacer hipoglucemias (subidas y bajadas de los niveles de azúcar o glucosa en la sangre).
Aumenta el consumo de verduras, frutas y cereales integrales (arroz integral, mijo, quinoa, amaranto, avena, cebada, maíz, etc...). Además debes evitar los fritos, las grasas, el exceso de sal, de azúcar, y disminuye la ingesta de proteínas animales (carnes rojas, embutidos, huevos, etc...). Aumenta el consumo de proteínas vegetales (soja o soya, garbanzos, frijoles, lentejas, tofu, gluten o Seitán, frutos secos, etc...) e ingiere lácteos, especialmente yogur. Asimismo consume alimentos sin aditivos químicos y reemplázalos por alimentos ecológicos u orgánicos.
• Consume suplementos dietarios
Pregunta a tu médico sobre la incorporación de multivitamínicos. Ingiere también levadura de cerveza (una cucharada sopera al día en las comidas), polen (una cucharada pequeña todas las mañanas, con la leche o jugo, aporta muchos nutrientes, especialmente el zinc que es imprescindible para el equilibrio hormonal), jalea real (es el alimento de la abeja reina y le facilita su extraordinaria capacidad de procreación), algas marinas (el alga espirulina es ideal gracias a su bajísima cantidad de yodo), etc...
• Practica ejercicio físico
La actividad física aunque sea suave (caminar, pasear en bicicleta, etc...) favorece la oxigenación corporal y ayuda a eliminar toxinas.
• Elimina el estrés de la búsqueda del bebé
Es frecuente observar a muchas parejas con problemas de fertilidad muy desanimadas, después de haber probado muchos tratamientos y que cuando se toman un tiempo de descanso o, cuando adoptan un bebé, suelen quedarse embarazadas espontáneamente. Esto indica que el estrés es uno de los enemigos principales a la hora de buscar el embarazo.
Nuestro agradecimiento a http://www.babysitio.com





Reiki en el embarazo
Con la terapia Reiki los beneficios se multiplican por dos durante el embarazo, ya que el bebé que se está gestando también recibe Reiki durante la sesión. El Reiki tiene el objetivo de distribuir proporcionadamente la energía a lo largo del cuerpo de la madre, eliminando bloqueos energéticos y permitiendo su bienestar general, tanto físico y emocional. Con esta terapia se alcanza un estado de relajación profundo.
Las típicas molestias del embarazo se mitigan notablemente gracias a la terapia Reiki, incluso es una ayuda sin igual para el momento del parto. Los bebés que reciben Reiki durante el embarazo, se desarrollan saludablemente a todos los niveles, son bebés más tranquilos y equilibrados emocionalmente. Los beneficios del Reiki durante el embarazo son múltiples, y una mujer embarazada puede aprovechar al máximo la terapia de Reiki para brindar bienestar a su bebé y a ella misma. En primer lugar, el Reiki permite eliminar todo tipo de malestares durante el embarazo, tales como las clásicas náuseas, el sentimiento de cansancio, dolores musculares, los mareos y el malestar matinal.
Además, la terapia del Reiki es útil para levantar el ánimo de las embarazadas tanto durante el embarazo como desués del embarazo en el caso de una depresión postnatal. En cuanto al bebé, la embarazada puede aprovechar el Reiki para sentir de forma diferente a su bebé, comunicándose con él y conectándose espiritualmente con su feto, intensificando así el lazo entre la mamá y su bebé.
La comunicación puede incrementarse si ambos padres lo desean con un Primer Nivel de Reiki compartido. Esto es que ambos futuros padres realicen el Primer Nivel de Reiki, juntos, y especialmente dedicado a la conexión con el bebé. Posturas, posiciones e informaciones que luego les va a ser útil a la hora de comunicarse con el pequeño recién llegado a la familia.
Nuestro agradecimiento a http://elembarazo.net

Reiki nos permite tomarnos una hora para estar en contacto con nosotras mismas.
Nos Equilibra a nivel energético, nos brinda más energía donde la necesitemos.
Armonizamos nuestros chakras y todo el sistema endocrinológico. Con ello se comienzan a liberar viejas emociones que ya no queremos conservar.
Con la energía más equilibrada, podemos trabajar las emociones negativas para liberarnos, sanearnos y recargarnos.
Cuando nos acercamos al momento del parto se trabajan las zonas que más vamos a necesitar. Incluso a distancia, potenciando el tratamiento.
Hablamos con el bebe y siempre le pedimos su permiso para poder realizar Reiki a la mama, y si el/ella lo desean pueden recibirlo tambien. A partir de la segunda sesión el canal entre terapeuta, madre y bebé queda abierto para beneficio mutuo.
Brinda más tranquilidad a la madre, actúa a nivel emocional y mental para que podamos expresarnos desde el equilibrio y la armonía que comenzamos a sentir.
Nuestro agradecimiento a http://sesionesdereiki.fullblog.com.ar

5 comentarios:

  1. qué bueno, qué buenisimo saberlo!! gracias!!

    ResponderEliminar
  2. Hola Maria Eugenia. Yo estoy embarazada de casi 8 meses y llevo dando Reiki a mi pequeño desde el principio. Lo supe cuando tenía pocas semanas porque literalmente lo sentí y todo está marchando muy bien. Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar