No existen sanadores, sí personas, pequeños-grandes guías y maestros que nos ayudan a avanzar, a reconocer y aprovechar nuestro potencial, a encontrarnos a nosotros mismos, a ser autosuficientes y alegres. Libres. Sin miedo.

miércoles, 3 de octubre de 2012

Charla de El Karma Desvelado

El pasado sábado 28 tuve el placer de acompañar a Denis Astelar en su presentación de El Karma Desvelado en Excellence, una obra de lectura sencilla que aporta las claves para comprender un poco mejor las reglas del juego de la vida. 
Durante la charla, que duró más de una hora, sin contar el buen rato que Denis estuvo dedicando libros y respondiendo dudas personales, estuve tomando apuntes y aquí van algunos de ellos.
<<A la gente le preocupan tres cosas: salud, dinero y amor. Pero en todos, sea lo que sea que les preocupa, lo que les ocurre es lo mismo, es decir, sufren. Hay gente que no tiene dinero y no sufre, que está sola y es feliz... Entonces, ¿dónde está la raíz del sufrimiento?
Todo es energía. Dios es una manifestación energética que solo quiere que fluyamos, pero en lugar de fluir, luchamos. Céntrate aquí y ahora, en el momento. 
El mayor problema es que no sabemos cuáles son las normas, no sabemos cómo jugar. En el universo solo existen siete normas con las que es necesario que resonemos, porque si no fluimos con ellas, entonces sufrimos. ¿Qué regula el sufrimiento? El Karma. De los siete principios es el más potente.
Karma proviene de una palabra en sánscrito que significa mala voluntad, y el Darma -el gran desconocido- es la buena voluntad. La vida es como un gran frontón, todo lo que envíes te volverá con la misma calidad vibracional y no necesariamente desde la misma persona, y debemos recordar siempre que al universo le gusta dañar con la persona que más nos importa para que así aprendamos de verdad.
Nos enfrentamos a una gran lucha durante toda nuestra vida, el ego quiere vivir bien en la tierra y el espíritu no quiere bajar más. El ego quiere que le dejen en paz y el espíritu no quiere renacer. ¿Y esto qué significa?
El libre albedrío es la intención en pensamiento, palabra y acción. Si piensas hablas y actúas con cariño, te será devuelto lo mismo, pero el universo mide y pesa y sabe cómo te sientes más cómodo -qué acciones y compañías resuenan contigo-. Lo importante es no convertirse en lo que más se odia -como los hijos de maltratadores que maltratan, los hijos de manipuladores que manipulan… uno no cojea por haber vivido con un cojo-.El Karma no caduca, nos sigue de vida en vida, pero cuando uno entiende un karma, este se libera en ese mismo instante.
Lo que nos enseña el Karma es que toda acción la pagarás con el fin de aprender para no volver más, y que así el espíritu sea libre. Cuando uno actúa y el espíritu siente que le falta algo, entonces le muestra qué es lo que le falta. El Karma enseña el porqué de nuestras acciones.
Cuando alguien Sabe de forma Consciente que va a pensar, decir o hacer algo que hará daño, eso genera Karma, con el único fin de que entiendas porqué lo has hecho. El karma es un gran maestro y no tiene prisa, porque no caduca nunca.
Y tranquilo, si no aprendes con los golpes, lo repites. Cuando algo se repite una y otra vez, huele a Karma. No puedes liberarte del Karma, sino que tú puedes liberar el Karma. Cuando aprendas lo que quiere que aprendas, el Karma te dará lo que te hace feliz. Si puedes arreglar lo que has hecho mal en esta vida, hazlo ahora, no esperes, porque tu espíritu reconocerá a quien te ha hecho bien o mal, a quien le has hecho bien o mal, pero tu no. Y cuando no te quede Karma no volverás más, te quedarás arriba para ayudar a subir a los de abajo. Los mensajes del más allá siempre son de perdón.
“Sr. da salud a mis enemigos para que puedan ver mis éxitos”. Estamos hablando de amor, pero la gente lo confunde con el odio. Tú ama, ya se encargara el karma de la gente. Cuando te pasa algo y te hiera, siéntate y piensa porqué, si tu conclusión libera el Karma ya estarás bien, sino volverá a repetirse la situación hasta que lo comprendas.
La gente no merece, la gente experimenta. No existen cosas malas, sino una experiencia que te aporta algo, lo que ocurre es que es más fácil centrarse en las penas. No preguntes cuál es tu misión, vive porque esa sí es tu misión, fluir en tu vida y descubrir por qué estás aquí.
El Karma os hará sufrir mucho, pero cuando lo liberéis os dará la paz. No importa el dinero, el amor... Sino cómo te sientes>>.

No hay comentarios:

Publicar un comentario