No existen sanadores, sí personas, pequeños-grandes guías y maestros que nos ayudan a avanzar, a reconocer y aprovechar nuestro potencial, a encontrarnos a nosotros mismos, a ser autosuficientes y alegres. Libres. Sin miedo.

martes, 27 de noviembre de 2012

La voz interior de nuestros sueños


Nuestra voz interior sabe hacia dónde nos dirigimos, en realidad sabemos quiénes Somos y no necesitamos que nadie nos enseñe a serlo. Pero con el tiempo y el "ruido" nos desconectamos de ella, cada vez habla más bajito hasta que parece haber desaparecido, pero nunca lo hace. Sólo necesitamos escuchar y estar atentos, aunque hacerlo no es tan fácil, porque significa ceder el poder, arriesgarse, creer y ser coherente con uno mismo.
Nadie va a resolver tus problemas ni va a realizar tus metas. Decir que los demás son culpables de no hacer lo que queremos hacer es la gran excusa. Pero los únicos responsables de hacer aquello que queremos hacer somos nosotros mismos. Todos hacemos lo gacemos lo mejor que podemos en cada momento, no hace falta culpabilizar, pero cuando algo no sale bien, estudiemos nuestros pasos.
Trátate a ti como te gustaría que los demás te tratasen
Lo importante no es llegar a nuestros sueños, sino el camino que recorremos, la dirección que tomamos y qué nos ocurre durante la travesía