No existen sanadores, sí personas, pequeños-grandes guías y maestros que nos ayudan a avanzar, a reconocer y aprovechar nuestro potencial, a encontrarnos a nosotros mismos, a ser autosuficientes y alegres. Libres. Sin miedo.

miércoles, 7 de enero de 2015

¿Necesitas a alguien con quien hablar?

Muchas personas sufren por ser incapaces de compartir aquello que les duele. Quizá pienses que tus problemas son insignificantes, o que aquello que te está torturando es una estupidez, pero tu mente y cuerpo no opinan así. Para tu ser tus problemas son los más importantes, sean grandes o pequeños, y es necesario afrontarlos y entenderlos para poder seguir adelante con la cabeza alta y el corazón en paz.
Si necesitas hablar y prefieres hacerlo con un profesional, escríbeme. Me disculpo de antemano si tardo un poco en responder, pero tengo un pequeño que ocupa casi todas mis horas libres, eso sí, prometo contestarte lo antes posible y, si está en mi mano, ayudarte con terapias naturales y alternativas o, simplemente, prestándote mi oído. Y si necesitas a otro tipo de terapeuta, no te preocupes, lo encontraremos para ti.

¡Echémonos una mano para que este 2015 sea la semilla para un mundo mejor!

Y si...

Empecemos el año haciéndonos una pregunta: Si supierais que os quedan unos días de vida, ¿continuaríais con vuestro plan de vida? Terminaríais vuestros proyectos (trabajo/planes), pasaríais esas horas junto a la persona que comparte vuestro día a día (pareja/amigos/familia)... ¿Cambiaríais algo?

Feliz 2015