No existen sanadores, sí personas, pequeños-grandes guías y maestros que nos ayudan a avanzar, a reconocer y aprovechar nuestro potencial, a encontrarnos a nosotros mismos, a ser autosuficientes y alegres. Libres. Sin miedo.

jueves, 9 de abril de 2015

La felicidad

¡¿Cómo no vas a saber qué es la felicidad?! Si no la conocieras tampoco reconocerías a la tristeza y simplemente vagarías como un personaje gris. ¿Qué buscas, un final feliz en plan cuento de hadas? ¡Despierta! Porque es muy posible que ya te lo estés perdiendo mientras te centras en lo negativo.
La felicidad no es un destino, sino un estado de ánimo, es pasajero y momentáneo, frugal, y justo por eso es tan valioso. Todos hemos sido felices y todos podemos serlo. Aquí y ahora.


No hay comentarios:

Publicar un comentario