No existen sanadores, sí personas, pequeños-grandes guías y maestros que nos ayudan a avanzar, a reconocer y aprovechar nuestro potencial, a encontrarnos a nosotros mismos, a ser autosuficientes y alegres. Libres. Sin miedo.

lunes, 10 de agosto de 2015

Motivar la lectura

La motivación por la lectura empieza por el ejemplo. No sirve de nada intentar inculcar unos valores que nosotros no promovemos con nuestro comportamiento. Lo importante no es qué genero leas, sino que lo hagas. Si eres de los que disfruta con el diario por las mañanas, documentándote online y en las bibliotecas, viajando con un buen cómic/manga o ilustrado, o soñando con novela/relato/poesía/ensayo... Hazlo! Si te ven disfrutar entenderán que hay algo en esa acción que vale la pena y querrán probar. Deja a su alcance distinto material de lectura para que encuentren el que más se ajuste a ellos y a ese momento de su vida. Permíteles elegir y ser ellos mismos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario