No existen sanadores, sí personas, pequeños-grandes guías y maestros que nos ayudan a avanzar, a reconocer y aprovechar nuestro potencial, a encontrarnos a nosotros mismos, a ser autosuficientes y alegres. Libres. Sin miedo.

viernes, 30 de diciembre de 2016

¡Feliz 2017!




Primeras fotos y comentarios de “Las Bocas de la Montaña”

Empiezan a llegar los primeros comentarios y fotos sobre Las Bocas de la Montaña. El Señor del Viento (Ediciones Atlantis).
“¡¡Lo he empezado esta mañana y estoy en hype!! ¡En serio, me está encantando! ¡¡Puto hype!!”.
“Me ha emocionado el final, sentía pena por él… Hasta he llorado un poco”.
“Dioses (señores), guardianes, hadas, duendes… Adoro este tipo de historias y ¡es tan original!”.
“Me he sentido súper identificada con la protagonista y sus sentimientos a lo largo de la historia”.

Muchas gracias por compartir vuestras emociones. Estoy súper feliz de que os esté haciendo viajar de esta manera :D

martes, 20 de diciembre de 2016

Recomendaciones Navidad 2016

¿Tienes unos días libres por delante y te apetece leer? ¿No sabes qué regalar esta Navidad? ¡Pues aquí te dejo una lista de recomendaciones entre las lecturas de este año en La Odisea del Cuentista! Hay para todas las edades y gustos: para niños con ganas de aventuras; para jóvenes románticos y alocados; para papis, mamis y educadores; en definitiva, para soñadores de todas las edades.

¡¡Felices Fiestas y Felices Lecturas!!

Max i els superherois, de Rocio Bonilla y Oriol Malet (Anima Llibres) – Ilustrado infantil, educación emocional, vínculos, +2-9
El pequeño jardinero, de Emily Hughes (Impedimenta) – Ilustrado infantil/adulto, +3-120
¿De qué color es un beso?, de Rocio Bonilla (Algar) – Ilustrado infantil, educación emocional, +3-7
¡Yo primero!/Me First, de Helen Lester y Lynn Munsinger (Picarona) – Infantil, educación/idiomas, +3-8
Cuentos de Hadas, de Angela Carter (Impedimenta) – Cuentos de hadas para adultos, +16-120



Las Bocas de la Montaña. El Señor del Viento de Isabel del Río (Atlantis) – Novela juvenil de fantasía y aventuras, +12-120
Un monstruo viene a verme, de Patrick Ness (Nube de Tinta) – Fantasía, drama, juvenil/adulto, +12-120
L’Aquari, de David Vann (Periscopi) – Literario transformador, juvenil/adulto, +16-120
Los perales tienen flor blanca, de Gerbrand Bakker (Rayo Verde) – Aventura, drama, educación emocional, juvenil/adulto, +12-120
Cartas de amor a los muertos, de Ava Dellaira (Nocturna) – Juvenil, misterio, drama, +12-120
Anatomía de les distàncies curtes, de Marta Orriols (Periscopi) – Relatos, literario, costumbrista, +18-120
Incertidumbre, de Paco Inclán (Jekyll & Jill) – Relatos, periodismo, humor, crítica, +18-120
Tan poca vida, de Hanya Yanagihara (Lumen) – Drama, costumbrista, crítica, +18-120
Lo que nos queda de la muerte, de Jordi Ledesma (Alrevés) – Novela negra criminal, +18-120
La confessió de la lleona, de Mia Couto (Periscopi) – Fantasía antropológica, basado en una historia real, crítica social, +18-120
La Cura, de María Melero (Jekyll & Jill) – Ilustrado adulto, crecimiento, espiritualidad, +18-120
Guiar a los niños con el Ho’oponopono, de Catherine Gremaux-Daviet (Obelisco) – Crecimiento personal, educación y gestión de las emociones, +5-16

Encuentra las reseñas y entrevistas en La Odisea del Cuentista







viernes, 16 de diciembre de 2016

Crónica de la presentación de “Las Bocas de la Montaña” en Pudding, Barcelona

Ayer celebramos la presentación en sociedad de Las Bocas de la Montaña. El Señor del Viento, mi nueva novela, publicada por Ediciones Atlantis. Una historia repleta de fantasía y aventuras en un mundo de dioses y espíritus guardianes, de hadas y duendes, de magia y bosques antiguos.
Marcelo Mazzanti, quien me acompañó durante la edición de La Casa del Torreón y fue el primer lector de Las Bocas de la Montaña, se encargó de dirigir la charla con una breve presentación de la obra y una buena batería de preguntas.
Charlamos sobre la inspiración, sobre los temas principales de la novela y del resto de mis obras, sobre los personajes y de dónde habían salido, sobre ese viaje que inspiró el libro y cuánto de real hay en él… Una velada realmente increíble :D
Quiero agradecer a todos los que os acercasteis hasta Pudding para darme apoyo y para que firmara vuestros ejemplares, fue un gustazo compartir la tarde con vosotros. Gracias también a Marcelo, a la editorial Atlantis y a Pudding por hacerlo posible.
Deseo que disfrutéis de la aventura de Nico y pronto pueda responder a las dudas que quedaron en el tintero, pues no quería hacer spoiler.
¡¡Un abrazo enorme!!




miércoles, 14 de diciembre de 2016

Presentación “Las Bocas de la Montaña” a las 19.15h en Pudding

Ya llega el momento... Y como siempre estoy como un flan XDDD
Mañana es la presentación de "Las Bocas de la Montaña. El Señor del Viento" (Ediciones Atlantis) en Pudding (Pau Claris 90, Barcelona). Yo estaré allí a partir de las 18.30h pero, por petición popular, la presentación se retrasa a las 19.15h (para que os de tiempo de salir del trabajo o las clases y llegar al café).
Os espero con mucha ilusión con una taza de té entre las manos.

¡Hasta mañana!

martes, 13 de diciembre de 2016

Reseñas en juegos de mesa y rol: Dixit


FICHA TÉCNICA
Diseñador: Jean-Louis Roubira
Artista: Marie Cardouat
Editorial: Morapiaf
Idioma: Alemán, Español, Francés, Holandés, Inglés, Italiano, Polaco y Portugués.
Dependencia del idioma: Ninguna, sólo el reglamento.
Número de jugadores: De 3 a 6 (ampliable).
Duración de las partidas: 30 minutos, si llega.
Edad: A partir de 8 años.
Género: Familia – Grupos – Infantil/Juvenil – Fomento de la creatividad.
¿Qué hay en la caja?: 84 preciosas cartas (79×120 mm); 36 tokens de cartón (6 en cada color: blanco, rojo, rosa, verde, amarillo y azul); 6 meeples de madera en forma de conejito (uno en cada color: blanco, rojo, rosa, verde, amarillo y azul); reglamento; y el tablero de marcador, ¡que es la propia caja!
Final del formulario

¿CÓMO SE JUEGA A DIXIT?
Uno de los jugadores explica o narra una situación a partir de una de las cartas y el resto de jugadores tratan de adivinarla mediante votaciones.
Preparación
Se coloca el tablero al alcance de todos los jugadores, con los conejitos que representen su color en la casilla inicial; esa con el “0” bien grande J
A continuación, se reparten los tokens —a cada jugador según su color— numerados del 1 al 6.
Finalmente, se barajan las cartas y se reparten, la cantidad depende del número de participantes: 3 jugadores – 7 cartas; 4 0 + jugadores – 6 cartas.
La mano que nos ha tocado se ha de mantener en secreto.

¡A jugar!
  1. El jugador que tiene el turno se convierte en el narrador. Escoge una de sus seis cartas y, sin que ninguno de los otros jugadores la vea, narra una frase, un sentimiento —incluso puede producir un sonido…— relacionado con el dibujo. Es importante que la pista que dé no sea demasiado evidente, ya que esto le afectaría en la fase de puntuación de forma poco favorable.
  2. Después, cada jugador escoge una carta —de su mano— que crea o le parezca que esté relacionada con la historia del narrador. Aquí los jugadores oyentes pueden hacer que la votación final sea más compleja, dependiendo de las cartas elegidas. Pueden ponerse en juego cartas que den lugar a confusión o que sugieran lo mismo que la del narrador, y así despistar al resto de jugadores.
  3. Uno a uno le entregan las cartas al narrador y éste las baraja para que no se sepa el propietario de cada una.
  4. Una vez mezcladas, las coloca en la mesa una a una, formando una fila e indicando el orden. La de más a la izquierda es el 1, le sigue la 2, luego la 3… Explico esto porque a la hora de las votaciones, en alguna que otra partida, da lugar a errores del tipo: “¡Ah! Es que como estoy en el otro lado de la mesa pensaba que la 5 era la 2!”.
  5. Ahora los jugadores oyentes de la historia votan “en secreto” utilizando los tokens de cartón. Se trata de coger el token con el número que corresponda a la carta que creas del narrador. Por ejemplo, si crees que el rebuzno del narrador se corresponde con la tercera carta en la fila, eliges el token número 3.
  6. Una vez que todos los jugadores han tomado su token, se revelan todos simultáneamente y se procede a puntuar —avanzando sus conejitos tantos pasos como sean los puntos obtenidos:
  • Si todos los jugadores oyentes han votado la carta del narrador, se considera que la pista de éste ha resultado demasiado evidente, por lo que el narrador no puntúa mientras que el resto se anota 2 cada uno. Por ejemplo, el narrador dice “¡Hombre de hojas!” y en la carta es exactamente lo que aparece.
  • Si ninguno de los jugadores vota la carta del narrador, se considera que su pista era demasiado difícil, o que se le ha ido la olla vilmente, y como castigo no puntúa mientras que el resto suma 2 puntos cada uno.
  • En cualquier otro caso, tanto el narrador como los jugadores que hayan acertado, obtienen 3 puntos.
  • Como bonificación, exceptuando al jugador narrador, cada jugador que haya recibido un voto a su carta recibe 1 punto adicional.
  1. Una vez sabemos los puntos obtenidos, movemos al conejito de madera de nuestro color tantas casillas como puntos hayamos ganado. Se reparte una nueva carta a cada jugador y el papel de narrador pasa al jugador de la izquierda.
  2. El vencedor es el jugador que más puntos haya obtenido al finalizar el mazo de cartas.

OPINIÓN SOBRE DIXIT
¡Es un juegazo! Un must have en toda ludoteca. Tenemos un party game preciosamente ilustrado, muy sencillo de enseñar a jugar y apto para todos los públicos. No existe una temática que influya en los gustos de los jugadores, sino que se trata de dar rienda suelta a la imaginación y pasar un buen rato entre amigos y/o familia.
Según nuestra experiencia, el juego funciona de forma óptima con 5 o 6 jugadores, ya que de esta manera hay más opciones de elección e interpretación de las cartas.
El único punto negativo a destacar sería que, cuando llevas 4 o 5 partidas con las mismas personas, ya creas una serie de conexiones jugador-imagen, que te hacen deducir más fácilmente a cuál se está refiriendo el narrador. Es decir, que te conoces las cartas y la forma en que las explican. De todos modos, esto no es el fin del mundo, porque el galardonadísimo Dixit tiene expansiones para parar un tren ¡y puedes llegar a juntar más de 500 cartas!
Entre los premios que ha recibido encontramos: el As d¡Or Juego del año 2009 (Francia); el de Juego del año 2009 (España); el Premio del público en el Festival del Juego de Córdoba del 2009 (España); el International games award Party Game del 2010; el Spiel der Spiele del 2010, al mejor juego familiar (Austria); el Spiel des Jahres del 2010 (Alemania); y el Parent’s Choice Approved Seal del 2011 (EEUU).

Para los peques:
Nuestra experiencia con Max nos ha demostrado que existen pocos juegos con límite real de edad, todo depende de la creatividad que le pongamos, y en el caso del Dixit, ¡nunca mejor dicho!
Dixit es el juego ideal para estimular la imaginación de los más pequeños, así como para ayudarles a empezar a relacionar relatos, frases y vocabulario con imágenes. Algunas de las imágenes son realmente llamativas y, si tu peque tiene entre 1 y 5 años, disfrutará a tope con los juegos que puedas crear a partir de sus cuentos o dibujos favoritos —incluso sus juguetes— y las ilustraciones de las cartas.
Después, puedes empezar con juegos más complejos que le ayuden a motivar y ejercitar su creatividad, siendo él mismo quien creé las historias y tú quien adivine.
Otra variante es la que utilizo con mis alumnos de Escritura Creativa Juvenil. En ellos tengo alumnos de 9 a 16 años y utilizo juegos como el Dixit para crear disparadores creativos que les ayuden a romper con la página en blanco e iniciar nuevas historias.

EXPANSIONES DE DIXIT
Como juego premiado y favorito en muchas ludotecas, las expansiones no son pocas. Entre ellas podemos encontrar dos tipos diferenciados: las ampliaciones de cartas; y el Dixit Odissey (2011) que, además de permitirnos aumentar el número de jugadores, aporta nuevas mecánicas más complejas.
Del primer tipo encontramos: el Dixit 2 o Dixit Quest, la primera expansión (2010) con 84 cartas nuevas; el Dixit 3 Dixit Journey, versión del juego para EEUU (2012) con temática más oscura e ilustraciones de Xavier Collette; el Dixit Jinx (2012), versión con  ilustraciones abstractas por Dominique Ehrhard; el Dixit 4 Dixit Origins, con 84 cartas ilustradas por Clément Lefèvre; el Dixit 5 Dixit Daydreams, ilustrado por Franck Dion; y el Dixit 6 Memorias, con ilustraciones de Carine Hinder y Jérôme Pélissier.

Este juego es para ti si te gustan títulos como: Érase una vez…¡Sí, Señor Oscuro!; o Kaleidos.


domingo, 11 de diciembre de 2016

Invitación - Presentación: Las Bocas de la Montaña

Tengo el placer de invitaros a la presentación de mi nueva novela: “Las Bocas de la Montaña. El Señor del Viento” (Atlantis Editorial). Será este jueves 15 a las 18.30h en Pudding (Pau Clarís 90, Barcelona) de mano de Marcelo Mazzanti. ¡Os espero!



martes, 6 de diciembre de 2016

La magia de los bosques llega a la ciudad: “Las Bocas de la Montaña”

El otro día os explicaba que los personajes de la novela, que presentaré el jueves 15 en Barcelona, hace años que me acompañan. Algunos son muy cercanos, como el Señor del Viento, una especie de sincronía con este elemento que siempre me hizo soñar despierta cuando era niña y creerme un poco Tormenta, de los XMen; otros vienen de tierras lejanas, de mi obsesión con oriente, con los dioses y espíritus del shintoísmo; y las leyendas y mitos de nuestras tierras han inspirado gran parte de ellos, así como los espacios que recorre Nico en su aventura… Pero existe uno que proviene de Asturias, de unos días que pasamos en una cabaña en lo alto de la montaña, entre caminatas, humo de chimenea y risas con amigos. Este personaje es entrañable y muy especial, como podréis descubrir cuando leáis la historia, y espero que le cojáis tanto cariño como yo.

Reservad el 15 en vuestras agendas, porque la magia de los bosques llega a la ciudad.


martes, 29 de noviembre de 2016

Los personajes de "Las Bocas de la Montaña"

Acabo de recibir las galeradas de Las Bocas de la Montaña. El Señor del Viento y me vienen a la cabeza los paseos y sucesos que despertaron la historia en mí. Anteriormente comenté que todo empezó cuando viajé con mi pareja a un hostal alejado de la civilización y, sí, allí sucedió algo que hizo estallar las palabras y no pude dejarlo hasta el punto y final, pero los personajes nacieron mucho antes y fueron creciendo con los años, gestándose en mi mente, hasta convertirse en los seres que encontramos en las páginas de la novela. Troncos que parecen jabalíes, grandes rocas en forma de águila, árboles con rostros y la magia que rodea los bosques, incitándonos a entrar, a seguir adelante sin temor y descubrir la verdad. La realidad y la ficción mezclándose para crear la aventura de Nico.

Alimentación consciente: Galletas de Jengibre

El otro día preparé con Max sus primeras galletas de jengibre (sin azúcar, lácteos ni grasas hidrogenadas). Y quisimos darles una forma divertida ;P

Esta es mi receta para hacer galletas de jengibre aptas para vegetarianos (ovo-vegetarianos) y peques inquietos.
En un bol mezclamos la harina con las especias, la sal y la levadura.
En otro recipiente añadimos el aceite, la miel y el huevo ligeramente batido (si la miel es dura, la derretimos al baño maría).
A los ingredientes líquidos les añadimos lentamente la harina con especias.
Dejamos reposar 30 min.
Espolvoreamos con harina una superficie y estiramos la masa con un rodillo. Cortamos las galletas con moldes y las colocamos en una placa de horno, previamente engrasada con aceite, ligeramente separadas.
Las cocemos entre 15-25 min a 160º, o hasta que estén doraditas.
¡¡Y listas para disfrutar!!



Más consejos y recetas en mi Instagram @miransaya #plantasmedicinales #fitoterapia #misrecetas #alimentacionconsciente 

lunes, 28 de noviembre de 2016

18 Años junto a ti

Hoy es un día muy especial, pues hace 18 años empecé a caminar junto a otra persona. Al principio éramos amigos, después nos acercamos más en una época de nuestras vidas en que las hormonas estaban totalmente locas, y hemos descubierto tantas cosas de la mano del otro… Decidimos compartir piso y nos vimos sin máscaras ni vendas de enamorados. Tal cual, al descubierto, nos volvimos a enamorar. Hemos pasado por altibajos, por peleas, lágrimas y risas, por cuatro mudanzas, y ahora paseamos junto a una tercera personita que tiene trazos de cada uno, siendo al mismo tiempo totalmente único; posee mis sueños locos y mi mala leche, también su cariño incondicional y ganas de jugar. Te quiero, te amo. Más allá de las arrugas, la comodidad o la pasión desenfrenada. Me pone tu intelecto y tus frikeos, y me encanta estar contigo, en silencio, viendo a dónde nos lleva el río de la vida. Juntos.


Entrevista a María Melero por “La Cura”

BREVE BÍO
Tras estudiar diseño e ilustración, ha trabajado para empresas como Dear Deer, No Time Comunicación, y colaborado con revistas como SPY, Finerats Magzine, Exclusive, Oh! Dear Zine y Zunder.
Entre las exposiciones en las que ha participado se encuentran: la “Hunger for today, breart for tomorrow”, para La Mano Zurda en Madrid; “No hay Crisis Creativa”, para la Universidad de la Cultura de Sevilla; y “13”, exposición de láminas serigrafiadas en el Palacio Provincial de Cádiz, bajo la organización de Estudio Gráfico Malla.
Actualmente, podemos encontrar sus obras en las galerías No_Lugar y Red House en Sevilla, y en Artevistas Gallery de Barcelona.
La Cura es su primer libro en solitario.

Link a la reseña de La Cura:

ENTREVISTA
La Cura es un recetario que nos muestra cómo sanar uno de los mayores males a los que está expuesto el ser humano: el miedo al miedo. En él, María Melero, autora e ilustradora de la obra, muestra su propio camino terapéutico, una especie de viaje chamánico en que enfrenta a sus demonios para poder asimilarlos y, con el auto-reconocimiento, descubrirse a sí misma y dar un nuevo paso en su evolución personal.
IDR. ¿Cómo fue la gestación y el parto de esta obra?
MM. En principio, ni siquiera iba a ser un libro. Ilustré toda la historia para sanar un problema interno, personal, y así acabé encontrando la cura. Luego me pareció que quedaría bien como libro y Víctor, de Jekyll & Jill, me dio esa oportunidad.
IDR. ¿Crees en lo que aseguraba Jung de que ‹‹la sombra es el origen de la creatividad››? (en el Prólogo de Jessica Aliaga)
MM. En mi caso, la mayoría de las veces sí, yo no lo llamaría sombra, pero sí.
IDR. ¿Qué se siente al mostrarte desnuda ante los lectores?
MM. Creo que la gente agradece que la obra de un artista sea sincera, yo no he pensado en el público a la hora de llevar a acabo La Cura, ni suelo pensar en eso cuando trabajo en algún proyecto personal, al final, la gente lo capta y les gusta. Además recibo correo de gente dándome las gracias por tanta sinceridad, gente que se ha sentido identificada y se han sentido más arropados sabiendo que no son bichos raros, y eso es el mayor regalo que el libro me está dando.
IDR. Has trabajado como ilustradora para diarios, revistas y otros autores, pero, si no me equivoco, esta es tu primera obra en solitario. ¿Cómo te sientes ante tal reto?
MM. Me sorprendo a mi misma al darme cuenta de que no me asusta, lo estoy disfrutando muchísimo, pero no me planteo mucho más. La Cura es mi trabajo más personal e importante hasta ahora, pero una vez hecho, paso a centrarme en otra cosa, le doy mucha importancia y me hace feliz, por supuesto, pero tengo más proyectos en la cabeza con los que tengo y quiero seguir a delante.
IDR. La Cura no es un libro fácil, ni pretende serlo. ¿Cuál ha sido la reacción del público? ¿Y de los medios?
MM. Probablemente habrá gente que no termine de entenderlo o digerirlo, pero ha sido sorprendente la facilidad con la que el público ha captado el mensaje, pensé que pocos lo entenderían, pero muchas más personas de las que imaginaba se sienten identificadas.  Por ahora, las críticas son buenas.
IDR. ¿Cómo fue tu muerte metafórica?
MM. Fue un proceso duro y lento, no sabía a donde me llevaría, de ahí la necesidad de recrear toda la historia a través de la ilustración. Cuando llegué a una conclusión, me di cuenta de que tenía un final, que comenzaría siendo el principio de un nuevo yo en muchos aspectos. La Cura me ha dado la capacidad de conocerme y entenderme a mi misma como nunca antes lo había hecho y eso es un regalo, ¿no crees?
IDR. Háblanos sobre tu proceso creativo. ¿De dónde nace la inspiración? ¿Cuándo y cómo te pones ante el papel (o la pantalla)?
MM. Ahora tengo que hacerlo a diario, tenga o no ganas, ¡y que suerte la mía! Pero normalmente, si tengo ganas de expresar algo que ya no quiero ni necesito tener más dentro, está lloviendo y suena la música que más me apetece escuchar en ese momento, ya está, ya está todo perfecto para comenzar a pintar.
IDR. La Cura es un libro que recomiendo a mis pacientes por su capacidad de despertar del letargo al subconsciente y hacernos reaccionar ante ciertos aspectos de nuestra vida que necesitan un buen meneo. ¿Pretendías crear una obra de “mesilla de noche”? ¿Un libro al que recurrir en distintas etapas vitales?
MM. No lo pretendía, ¡ni siquiera pretendía publicar un libro! Pero ojalá La Cura acabe siendo eso, un libro al que recurrir cuando alguien lo necesite. ¡Buah, sería genial!
IDR. “El Veneno” tapa toda situación difícil. ¿Crees que nuestra sociedad ha confundido el veneno con el antídoto y vive adormecida a la realidad, y a ellos mismos? ¿Qué tratan de insensibilizarse y expulsar toda responsabilidad?
MM. Sin duda. Me duele aquí, me tomo una pastilla; estoy triste, me tomo otra pastilla; tengo ansiedad, me tomo otra pastilla. La mayoría de la gente no se para a pensar en por qué le duele la cabeza, está triste o tiene ansiedad. La realidad es que queremos una solución rápida y fácil que tape todo aquello que no nos gusta, y yo no creo que esa sea solución alguna. Entiendo que no es fácil pararse a analizar nuestra propia persona y situación, que a veces es duro y angustioso, pero el camino es así, complicado y hermoso a la vez, y al final hay un regalo sí o sí.
IDR. Una pregunta más autobiográfica: ¿cuándo empezaste a dibujar? ¿Cuál fue el momento de inflexión en que decidiste que querías dedicarte al arte?
MM. Dibujo y pinto desde pequeña, nunca he parado, pero me planteé dedicarme a esto en serio a los 19 años. Yo solo quería pintar, al principio nadie pensaba que podría ganarme la vida con la pintura y la ilustración, así que eso me dio más fuerza, en plan: “lo consigo por misma”. Ahora miro hacia atrás y me digo: “Bien María, bien”.
IDR. ¿Crees que actualmente el arte precisa de discurso? ¿Que el público no puede llegar a él sin comprender el contexto? ¿O crees que “una imagen vale más que mil palabras”?
MM. Yo soy de las que piensa que la obra de un artista está completa cuando hay un discurso detrás, si lo que pintas es pura estética, se queda vacío. Mi trabajo es mi forma de expresión, es muy necesario para mí. No importa que no todo el mundo lo entienda, pero yo siempre intento contar cosas.
IDR. ¿Cuál crees que es el papel del artista en nuestra sociedad? ¿Y la del editor?
MM. Creo que cada vez se valora más al artista y a los editores les interesamos por lo mismo. De todas formas, yo tuve la suerte de toparme con Jekyll & Jill, Víctor, su editor, es un tío que ama lo que hace y sabe lo que quiere, pero sobre todo, respeta al autor tanto como a la obra, y encima se lo curra tanto…, es tan cuidadoso y creativo con cada edición, ¡que el resultado es aun mejor que el que tenía en la cabeza! ¡¡Me lo como!!
IDR. ¿Cómo ha sido tu experiencia trabajando con Jekyll & Jill?
MM. Maravillosa. Víctor entendió a la primera el mensaje de La Cura. Le gustó tanta sinceridad y se la jugó, y encima me ha tratado en todo momento fenomenal, ha hecho que sienta que mi libro es aun más importante de lo que yo pensaba. Jekyll & Jill es conocida por lo cuidadoso de sus ediciones y así lo he podido comprobar.
IDR. ¿Qué consejo le darías a un artista que busca casa para su trabajo?
MM. Que llamen a la puerta de Jekyll & Jill, jajaja. Es importante que tengan primero un proyecto de peso, que se lo tomen en serio y que exijan sus derechos como autor/a y artista.
IDR. ¿Algún nuevo proyecto del que nos puedas hablar?
MM. Ahora mismo estoy trabajando para una editorial de Nueva York, ilustrando la novela de una escritora que pronto verá la luz.
También ando preparando mi próxima exposición, que será en febrero de 2017 en Madrid, junto con la ilustradora alemana Angela Dalinger.
IDR. ¿Qué estás leyendo actualmente?
MM. Estoy leyendo por segunda vez: El héroe de las mil caras de Joseph Campbell.
IDR. ¿Nos recomiendas alguna lectura?
MM. El gran mensaje de David Hockney (conversaciones con Martin Gayford) y Hombres que comen cebolla y cantan nanas al amanecer de Sara Herreras Peralta.

Isabel del Río
Octubre 2016

martes, 22 de noviembre de 2016

Alimentación consciente: Granada

La granada, otro alimento de temporada que no sólo nos aporta vitaminas y fibras, sino que posee un alto poder antioxidante y es una auténtica medicina natural.
Como decía Paracelso, el color de una verdura o fruta nos indica para qué sirve, y el color rojo de la granada no da lugar a confusiones: previene el riesgo de sufrir ataques al corazón pues mantiene las arterias limpias y así mejora el flujo sanguíneo.
Tiene un alto contenido en Vit C, Vit B5, Vit A, Vit E, además de potasio y ácido fólico.
La granada combate el estrés oxidativo y el colesterol (LDL), además de sus propiedades antiinflamatorias, de mejorar la diabetes, reducir el desarrollo de cataratas, previene el cáncer de próstata y, por vía tópica, protege nuestros dientes y nuestra piel.



Más consejos y recetas en mi Instagram @miransaya #plantasmedicinales #fitoterapia #misrecetas #alimentacionconsciente 

lunes, 21 de noviembre de 2016

Reseña de “La Cura” de María Melero

TÍTULO: La Cura
AUTORA/ARTISTA: María Melero
PRÓLOGO: Jessica Aliaga Lavrijsen
EDITORIAL: Jekyll & Jill

SINOPSIS
La cura, obra novel de la ilustradora María Melero, es  la aventura iniciática de una heroína que debe enfrentarse a sus miedos para renacer. Las seductoras imágenes del libro, que acceden directas al inconsciente, representan el dolor y la lucha presentes en todo rito de paso, en toda transformación ritual, y ofrecen la «cura» para librarse de los demonios internos.

OPINIÓN
Existen libros que cuentan historias ficticias, otros que nos relatan vivencias reales, están aquellos que nos introducen a nuevos conocimientos, pero también hay algunos que nos remueven y obligan a que nuestro inconsciente aflore con cientos de dudas.
“El miedo no es una emoción infantil que se supere con el paso de los años y la progresiva adquisición de sentido común; es un afecto dialógico en el que el individuo se relaciona con algo ajeno a sí mismo, amenazante, con lo Otro, ya se trate del mundo exterior o la propia otredad escondida en nosotros mismos”.*
El viaje del héroe, el rito iniciático, los arquetipos míticos de la humanidad, símbolos e ideas que relacionamos con el arte, con lo arcano e incluso pagano, pero nunca más lejos de la realidad.
“El viaje iniciático, de crecimiento y transformación del héroe se experimenta como crisis en muchas ocasiones, y en otras incluso como trauma. No puede haber un renacimiento sin una muerte metafórica”.*
El miedo al miedo nos alcanza a todos y, en una sociedad que prefiere no sentir y no ver antes que enfrentar su propia sombra, es difícil no atragantarse con el veneno mientras buscamos la cura.
“El viaje de transformación en su desarrollo espiritual se convierte en una ‹‹emergencia espiritual››, en una crisis en la que los cambios internos son tan rápidos y los estados interiores tan exigentes que, por un tiempo, se produce una ruptura con la realidad más cotidiana. Los miedos se intensifican durante una experiencia espiritual, y así debe ser para que esta se produzca”.*
Como escritora y amante de las narraciones en todas sus formas, recomiendo La Cura como un cuento  para adultos con una moraleja que algunos no querrán escuchar. Como terapeuta, no sólo recomiendo su lectura, sino también trabajarlo de forma activa (e inconsciente).
“La sombra se compone de los aspectos humanos más oscuros que provocan rechazo y miedo, pero a pesar de ello, o precisamente por ello, la sombra es el origen de la creatividad. Las experiencias que tienen que ver con esta dimensión arquetípica de la psique necesitan ser expresadas para poder ser superadas”.*
Este es un libro con muchas lecturas, tantas como personas hay y caras tiene cada una de ellas. Leerlo una vez no basta. Hay que detenerse, masticar, tragar y digerir. Y no vale decir que nos sentó mal. Como en los viajes chamánicos, a veces la medicina puede hacernos vomitar, pero no es por la planta, sino por la podredumbre que ya habitaba en nosotros.
“Emoción dolorosa, ruido constante, oscuridad constante. Tiemblas, te corroe, te paraliza, te anula. Miedo a todo, miedo al miedo, y desaparecí”.
Puede que a primera vista las imágenes te desagraden. Puede que pienses que no te dicen nada. Pero te recomiendo que las dejes reposar, dormir en tu almohada y, si te asaltan las pesadillas, recuerda que es tu sombra susurrándote la cura al oído.
Especial mención al prólogo de Jessica Aliaga, no tiene desperdicio, y a Jekyll&Jill, siempre tan cuidadosos con sus ediciones.
Recomendado para lectores adultos; a aquellos que quieran morir para renacer y temer para reconocerse.

* fragmentos del prólogo de Jessica Aliaga.

Isabel del Río

Octubre 2016