No existen sanadores, sí personas, pequeños-grandes guías y maestros que nos ayudan a avanzar, a reconocer y aprovechar nuestro potencial, a encontrarnos a nosotros mismos, a ser autosuficientes y alegres. Libres. Sin miedo.

miércoles, 2 de marzo de 2016

Reseñas de #LaVidentedelaLunaLlena en Pangea y Mi Sangre Derramada

“La protagonista se ve envuelta en un círculo misterioso sobre su propia identidad, al descubrir que sus antepasados tenían el don de la videncia comienza a seguir las pistas que, poco a poco, irán desvelando el pasado de su familia. Tiene visiones extrañas que parecen guiarla y cierta intuición, además tiene mareos y debilidad bajo la excitación e impresión del momento. Pero nada hará que cese su búsqueda, quiere ser fuerte y avanzar hacia la verdad”. 

“Hacía mucho tiempo que no leía una historia tan elaborada, tan hilvanada punto por punto. Se nota mucho el trabajo que hay detrás de la narración para que sea una idea redonda. (…)La Vidente de la Luna Llena es una historia trepidante, mágica, llena de emoción, sensibilidad, amor verdadero, amor a la familia, a las raíces, a la vida y a las posibilidades del futuro, amor a las personas que cambian nuestra vida y la complementan, un pasado que se mezcla con el presente y que marca los pasos del futuro, mucha tensión, secretos ocultos, verdades que hacen daño, realidad y cotidianeidad, nostalgia y sonrisas. Pero sobre todo es una historia de cómo la luz puede nacer en medio de la oscuridad para ayudarnos a ver nuestra esencia”. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario