No existen sanadores, sí personas, pequeños-grandes guías y maestros que nos ayudan a avanzar, a reconocer y aprovechar nuestro potencial, a encontrarnos a nosotros mismos, a ser autosuficientes y alegres. Libres. Sin miedo.

martes, 4 de octubre de 2016

Reseña de “Más allá del cielo azul” de Emilia Illamola

TÍTULO: Más allá del cielo azul
AUTOR: Emilia Illamola Ganduxé
EDITORIAL: Nova Casa Editorial

SINOPSIS
Más allá del cielo azul es una historia envolvente, circular, un camino imaginario pero a la vez real que emprende Estela, para huir de un conflicto que no sabe cómo resolver.
Y desde ese mundo interior en el que lucha para mantenerse a flote, se va adaptando paulatinamente a los cambios de rutina que le impone el nuevo escenario por el que transcurre su vida.
El esfuerzo por controlar el vuelco que ha modificado su realidad se transforma en oportunidad para trabar relación con su entorno, y las incógnitas que la han impulsado a replantearse lo que le está sucediendo se van aclarando.

OPINIÓN
“A medida que me alejaba, me iba reafirmando en mis razones para justificar mi actitud y la decisión que había tomado. Y me sentía entera, poderosa, casi como había imaginado”.
Existen novelas que te hacen sentir identificado con sus personajes, que te obligan a poner en duda algunos de tus a priori y replantearte las cosas. Más allá del cielo azul es una de estas historias que, utilizando el Camino de Santiago como metáfora del recorrido interior hacia el cambio, y el cielo azul como horizonte inalcanzable y, al mismo tiempo, meta a la que nos dirigimos, nos muestra los pasos de su protagonista, Estela, hacia la autocomprensión y la respuesta a aquello que la está asfixiando en vida.
“Por un momento me sentí perdida, flotando en una vida que ni siquiera me parecía mía. (…) Y pensé en dirigirme al norte. Hacia las grandes dimensiones boscosas que había entre los pueblos y ciudades a las que de pronto deseaba volver”.
Con un lenguaje sencillo, unas imágenes de gran belleza y austeridad, y una prosa poética marca de la autora, Emilia Illamola nos introduce, en esta, su tercera novela, en la mente de su protagonista. A través de sus páginas no sólo seguimos su senda por el Camino de Santiago, sino que viajamos con ella al pasado y seguimos los hilos de sus pensamientos y sueños.
“Todavía no estaba preparada para abrir el móvil y llamarte. Oír tu voz a lo lejos y tan cerca, en mi oído, al mismo tiempo”.
Las protagonistas de Illamola siempre son mujeres que, en un momento de inflexión vital, comprenden que han de operar un cambio y que, para ello, necesitan reencontrarse consigo mismas. En cada relato encontramos un momento clave en la vida de una mujer, distinto en cada novela, y seguimos las vivencias de la protagonista a través de sus emociones y pensamientos. El diálogo es casi inexistente, pero no por ello estamos ante una obra lenta, sino que la autora alterna viaje con momentos humanos, pensamientos, sueños y recuerdos, abriendo incógnitas y cerrando misterios sobre un personaje y una relación que, en un inicio, pueden parecer acabados.

“Me daba cuenta de que había tomado una decisión que iba a tener consecuencias imprevisibles”.

Uno de los temas clave en la narrativa de Illamola es el amor, las relaciones que nos marcan y completan, y en esta novela no falta este sentimiento capaz de mover montañas y hacernos cometer locuras. En Más allá del cielo azul, Estela huye ante la imposibilidad de retener al hombre que ama, ante el temor de que, siendo ella misma, le pierda. Decide ponerse a prueba para demostrar su valía, tanto a él como a ella misma, y encuentra en su travesía más respuestas de las que andaba buscando.
“Sí, me parecía que era el dolor lo que daba de verdad realidad a mi vida y, aunque fuera contradictorio, tenía miedo de no poder desprenderme de él y de que, quizás, si seguñia hurgando, me hundiría todavía más en la soledad”.
Otro de sus leitmotiv es la escritura como herramienta transformadora. Las mujeres de Una certa onada (link más abajo) y Más allá del cielo azul utilizan la escritura como vía de escape de sus propias vidas hasta que ésta las atrapa y las lleva más allá.

“Necesitaba respirar, volar, para poder afianzarme de nuevo”.

Amor, amistad, pérdida, enfermedad, maternidad, trasformación y confianza son algunos de los temas que encontraremos en esta novela, a través de un camino místico que podremos recorrer junto a Estela, pues ella misma nos va describiendo parajes e historias que le sirven para reencontrarse con aquella niña y joven que fue, con la mujer que es ahora, con la que le espera al final del camino con los brazos abiertos.
“Solo necesitaba saber quién era yo en realidad para poder corresponderte de verdad, pero al mismo tiempo me daba miedo pensar si saberlo me iba a impedir volver contigo”.
Desde pequeña he querido hacer el Camino de Santiago y he de decir que esta novela me ha transportado y me ha hecho tener todavía más ganas de realizarlo.

“Y me di cuenta de que se me daba mucho mejor imaginar, recordar y fantasear, que vivir”.


Leer a Emilia Illamola es como disfrutar de un buen poema que te lleva al corazón de una mujer que bien podrías ser tú.
“Y me pareció que al andar iba quedando, al mismo tiempo algo de mí, como si fuera posible dejar mi propio rastro en el camino”.
Recomendado a todo tipo de lectores, a quiénes disfruten de las historias evolutivas e intimistas, de la transformación vital, de los viajes y la poesía.
“(…) intenté dejarme llevar, sin ser consciente del torbellino que me iba a engullir. Quizás me engulló. Y no lo recuerdo”.

Link a la reseña de Una certa onada y a la entrevista con la autora:

Isabel del Río
Septiembre 2016


No hay comentarios:

Publicar un comentario