No existen sanadores, sí personas, pequeños-grandes guías y maestros que nos ayudan a avanzar, a reconocer y aprovechar nuestro potencial, a encontrarnos a nosotros mismos, a ser autosuficientes y alegres. Libres. Sin miedo.

lunes, 28 de noviembre de 2016

18 Años junto a ti

Hoy es un día muy especial, pues hace 18 años empecé a caminar junto a otra persona. Al principio éramos amigos, después nos acercamos más en una época de nuestras vidas en que las hormonas estaban totalmente locas, y hemos descubierto tantas cosas de la mano del otro… Decidimos compartir piso y nos vimos sin máscaras ni vendas de enamorados. Tal cual, al descubierto, nos volvimos a enamorar. Hemos pasado por altibajos, por peleas, lágrimas y risas, por cuatro mudanzas, y ahora paseamos junto a una tercera personita que tiene trazos de cada uno, siendo al mismo tiempo totalmente único; posee mis sueños locos y mi mala leche, también su cariño incondicional y ganas de jugar. Te quiero, te amo. Más allá de las arrugas, la comodidad o la pasión desenfrenada. Me pone tu intelecto y tus frikeos, y me encanta estar contigo, en silencio, viendo a dónde nos lleva el río de la vida. Juntos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario