No existen sanadores, sí personas, pequeños-grandes guías y maestros que nos ayudan a avanzar, a reconocer y aprovechar nuestro potencial, a encontrarnos a nosotros mismos, a ser autosuficientes y alegres. Libres. Sin miedo.

martes, 29 de noviembre de 2016

Los personajes de "Las Bocas de la Montaña"

Acabo de recibir las galeradas de Las Bocas de la Montaña. El Señor del Viento y me vienen a la cabeza los paseos y sucesos que despertaron la historia en mí. Anteriormente comenté que todo empezó cuando viajé con mi pareja a un hostal alejado de la civilización y, sí, allí sucedió algo que hizo estallar las palabras y no pude dejarlo hasta el punto y final, pero los personajes nacieron mucho antes y fueron creciendo con los años, gestándose en mi mente, hasta convertirse en los seres que encontramos en las páginas de la novela. Troncos que parecen jabalíes, grandes rocas en forma de águila, árboles con rostros y la magia que rodea los bosques, incitándonos a entrar, a seguir adelante sin temor y descubrir la verdad. La realidad y la ficción mezclándose para crear la aventura de Nico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario