No existen sanadores, sí personas, pequeños-grandes guías y maestros que nos ayudan a avanzar, a reconocer y aprovechar nuestro potencial, a encontrarnos a nosotros mismos, a ser autosuficientes y alegres. Libres. Sin miedo.

sábado, 30 de diciembre de 2017

Ritual Año Nuevo 2018

Despedimos un año más y damos la bienvenida a un océano de posibilidades.
Además de desearos un feliz 2018, quiero regalaros un ritual para que atraigáis vuestros sueños y os hagáis un amuleto lleno de energía positiva que os acompañe día a día durante este nuevo año.
Durante la noche de fin de año, a finales de la luna creciente y casi llegando a la luna llena, prepararemos una vela blanca, una verde y otra dorada o amarilla, y formaremos un triángulo con el vértice superior apuntando al alba.
Dibujaremos un círculo con hojas de laurel y pétalos blancos (de rosa o margarita) alrededor de las velas. A un lado, quemaremos salvia y piedras de incienso. En el centro del triángulo colocaremos un quemador. También podemos añadir un cuarzo rutilado para potenciar la energía.
A lo largo del día 31, en contacto con la piel, llevaremos un papel con aquello que deseamos conseguir este nuevo año. También buscaremos una joya de oro, preferiblemente sin dibujos, inscripciones ni incrustaciones; puede ser un anillo sencillo o una cadena.
Abriremos el ritual encendiendo el incienso y la salvia y ahumando la joya para limpiarla de cualquier energía externa, y la colocaremos en el centro del triángulo, junto al quemador. Alzaremos las palmas hacia el cielo y pediremos guía, explicando cuáles son nuestros motivos para ese ritual; queremos llamar a las energías benéficas, a los guías que nos muestren nuestra senda, atraer oportunidades para hacer nuestros sueños realidad, que la prosperidad y la abundancia colmen nuestro hogar… Entonces encenderemos las velas, empezando por la blanca y terminando por la dorada, con la intención puesta en llamar a la luz y la prosperidad.
Extraeremos el papel con nuestros deseos y los leeremos en un susurro a la noche, para que sólo lo escuchen los guías y espíritus benéficos que nos acompañan. Entonces lo colocaremos en el quemador y le prenderemos fuego. Después, colocaremos la joya sobre el humo de nuestros deseos, bajo la luz de la luna y los astros, y pediremos que ésta se empape de la energía necesaria para atraer la buena ventura a nuestras vidas durante el año que empieza.
Dejaremos que las velas y el incienso se consuman y guardaremos los materiales por separado, alejados de cualquier otro material, durante tres días.
La joya se habrá convertido en un amuleto personal e intransferible que llevaremos siempre encima.


¡FELIZ 2018!

jueves, 28 de diciembre de 2017

Reseña de “Manual de Magia Moderna” en Tiempo Literario

Hacer magia es abrirnos a un lenguaje más antiguo que el ser humano, en el que encajamos como parte de un todo. Y ese lazo espiritual con el resto de los seres vivos, con el planeta, con el universo y la energía que lo constituye todo, nos permite obrar milagros, hacer que los sueños se hagan realidad y ver más allá del velo. Porque toda acción tiene reacción, y todos tenemos la misma energía, lo que nos diferencia es nuestra procedencia y la forma de comunicarnos con la naturaleza.

https://eltiempoliterario.blogspot.com.es/2017/12/manual-de-magia-moderna-de-keylah-missen.html

sábado, 23 de diciembre de 2017

RECOMANACIONS NADAL 2017



IL.LUSTRAT
·         ARMSTRONG. El increíble viaje de un ratón a la Luna / ARMSTRONG. L’agosarat viatge d’un ratolí a la Lluna, de Torben Kulhmann, con Juventud.
·         Marcelina en la cocina, de Gracia Iglesias y Sara Sánchez, con Miau.
·         La Balena / La Ballena, d’en Benji Davies, amb Andana (pack especial amb la segona part: La Balena a l’Hivern).
·         En Floquet i el Llop / Copito y el Lobo, de Éric Englebert y Claude K. Dubois, con
·         No és caca / No es caca, d’en Mark i la Rowan Sommerset, amb La Galera (segona part disponible: No és pipi).
·         Juguem? / ¿Jugamos?, d’en Ilan Brenman y la Rocío Bonilla, amb Anima Llibres.
·         Petita a la Jungla / Pequeña en la Jungla, d’en Marta Altés, amb Blackie Books.
·         Telmo y Joyce, de Cristina Camerana y Mariana Ruiz, con Kireei.
·         La princesa i el poni / La princesa y el poni, de la Kate Beaton, amb Astronave.
·         La nena dels pardals, de la Sara Pennyfacker i la Yoko Tanaka, amb Editorial Juventut.
·         Los calzoncillos maléficos, de Aaron Reynolds y Peter Brown, con Picarona.

INFANTIL-JUVENIL
·         Bon Nadal, Estimats Monstres! / ¡Feliz Navidad, Queridos Monstruos!, d’en Jaume Copons i en Josep Rois, amb Combel (de regal un Buff!).
·         El rey del bosque, de Adam Stower, con Astronave.
·         Olga de papel, de Elisabetta Gnone, con Duomo Ediciones.

NARRATIVA
·         L’aquari / Acuario, d’en David Vann, amb Periscopi i Random House.
·         La Casa del Álamo, de Kazumi Yumoto, con Nocturna Ediciones.
·         El Ferrocarril Subterrani / El Ferrocarril Subterráneo, de XXX, con Periscopi y XXX
·         La Vegetariana / La Vegetariana, de Han Kang, con :Rata.
·         Lejos de todo, de Rafa Cervera, con Jekyll & Jill.
·         Kes, de Barry Hines, con Impedimenta.
·         Las mujeres en el castillo, de Jessica Shattuck, con Lince.
·         La mort i la primavera / La muerte y la primavera, de la Mercè Rodoreda, amb Club Editor.

LITERATURA FANTÀSTICA
·         Las Bocas de la Montaña (El Señor del Viento), de Isabel del Río, con Atlantis (Mejor Novela Fantástica 2017 VIII Edición Premios La Isla de las Letras).
·         Mitos Nórdicos / Mites Nòrdics, de Neil Gaiman, con Destino y Catedral Books.
·         Picnic a la Luz de la Luna, de Nick Antosca, con Orciny Press.
·         Siega, de Neal Shusterman, con Nocturna.
·         Crucifeminació, de Manual de Pedrolo, con Orciny Press.
·         Crónicas del amacrana, de David Monteagudo, con Rayo Verde.
·         La mona de l’assassi, de Kob Wegelius, con Viena.

NOVEL.LA NEGRA i THRILLER
·         Materia Oscura, de Blake Crouch, con Nocturna Ediciones.
·         Soy Buena, de Ali Land, con Pamies.
·         Les aventures de Sherlock Holmes (Relats, I), de Sir Arthur Conan Doyle, amb Viena Editors.
·         La Veritable Vida d’en Sebastian Knight, de Vladimir Nabokov, amb Viena Editors.
·         H Negra, de VVAA, con Alrevés.
·         Una cabeza llena de fantasmas, de Paul Tremblay, con Nocturna Ediciones.

RELAT
·         Lagartija, de Banana Yoshimoto, con Tusquets.
·         El Tigre, de Joël Dicker, con Alfaguara.
·         Un paseo por la desgracia ajena, de Javier Moreno, con Salto de Página.

POESIA
·         Morí por la belleza, de Emily Dickinson, con Random House.
·         Poemes Inèdits, de Joan Brossa, amb :Rata.

NOVEL.LA GRÀFICA
·         La muerte de Sócrates, de Jun Matsuura, con La Otra H.
·         Arashimaya. La montaña de los deseos, de Fidel De Tovar y Dani Bermúdez, con Norma Editorial.
·         La Volátil a calzón quitado, de Agustina Guerrero, con Lúmen.

ASSAIG
·         Sapiens: De animales a dioses, de Juval Noah Harari, con Debate (segunda parte disponible: Homo Deus).

SALUT i CREIXEMENT PERSONAL
·         Manual de Magia Moderna, de Keylah Missen, con Kepler.
·         Sabores de Corea. Un cómic con recetas, de Robin Ha, con Juventud.
·         La cocina alcalina, de Natasha Corrett y Vicki Edgson, con Blume.
·         Placeres veganos, de Jessica Prescott, con 5 Tintas.


Pots trobar ressenyes de molts d’aquests llibres al bloc de la llibreria lafontdemimir.blogspot.com.es i al bloc literari La Odisea del Cuentista.
*
Puedes encontrar reseñas de muchos de estos libros en el blog de la librería lafontdemimir.blogspot.com.es y en el blog literario La Odisea del Cuentista.

lunes, 18 de diciembre de 2017

Reseña de “La Casa del Álamo” de Kazumi Yumoto

TÍTULO: La Casa del Álamo
AUTOR: Kazumi Yumoto
EDITORIAL: Nocturna

SINOPSIS
Cuando Chiaki se entera de que su antigua casera acaba de fallecer, decide asistir al funeral. Y esa última visita a la anciana le devuelve a su infancia a través de unos recuerdos en los que se entrelazan la muerte de su padre, los viajes sin rumbo de su madre, una casa protegida por un enorme álamo, un niño que sabe escuchar, una joven que arroja comida a los gatos desde las ventanas...
Y sí, la casera: esa mujer huraña con cientos de cartas en un cajón y el deber de llevárselas a los muertos en cuanto fallezca. La Casa del Álamo es una sorprendente novela que reconcilia el dolor de la pérdida con la esperanza de lo venidero.

OPINIÓN
Todos hemos perdido a alguien. Ya sea porque ha cruzado el umbral o porque se ha alejada de nuestra senda, las personas a quienes queremos van y vienen, coincidiendo con nosotros en momentos, ya sean largos o cortos. Es duro asumirlo, complicado de entender, pero llega un momento en que vemos que esto es una realidad y que la frase de «si le quieres le dejarás marchar» tiene mucho sentido, quizá más por nosotros que por quien se va, porque “si te quieres” has de aprender a dejar volar a los aquellos que ya no comparten tu camino.
Empecé a leer La Casa del Álamo porque Los Amigos —novela de la misma autora, también publicada en castellano con Nocturna— me enamoró. Kazumi Yumoto vuelve a tratar el tema de la muerte y de la pérdida desde el punto de vista de una niña, en contraste con la visión de una anciana, pero las historia de ambas novelas son totalmente distintas. Sí, ambas hablan de los temas citados, de la soledad y del abandono —de ese vacío que, sin respuestas que lo alivien, crece y crece hasta tragarnos por completo—, pero no por ello estamos ante una nueva novela que dice lo mismo, más al contrario, me ha sorprendido como si se tratara de la primera obra de Yumoto que cayera en mis manos.
«Lo peor era la noche. Cuando me metía en la cama y cerraba los ojos, la tapa de la alcantarilla se agitaba, abriéndose y cerrándose, y su boca negra comenzaba a amenazarme: “Mientras duermes, me llevaré todo aquello que más quieres…”.»
En La Casa del Álamo nos encontramos con una joven y su madre. Acaban de recibir la noticia de que la casera del apartamento donde vivieron durante unos años ha fallecido. Ante la noticia, la joven siente la llamada de su infancia, y decidí acudir al entierro.
A través de esa decisión, el lector comparte los recuerdos de esa joven, de esa niña que supero el terror de la desaparición de su padre, que atravesó el duelo gracias a una anciana con cara de Popeye, quien decía no suportar a los niños.
«Soporté en silencio aquellos insufribles días de edredón pesado, sopa infecta y tisana espantosa. No sabía sobre qué conversar con ella y creía que era mejor permanecer callada que meter la pata por hablar. Me sentía muy desanimada. Me pregunto qué pensaría ella. Tal vez se habría acabado de convencer de que no le gustaban nada los niños.»
Las cartas que encuentran en la habitación de la anciana son el reclamo para que la protagonista se ponga en marcha, y también el elemento que mantiene a los lectores en vilo, preguntándose si esas cartas, si ese cartero capaz de comunicarse con el más allá, serán cuentos para calmar el espíritu alterado de una niña abandonada, o será verdad que esa anciana es el enlace entre los vivos y los muertos.
«Creo que, cuando comencé a soltar las palabras, dejé que el mundo entrara dentro de mí.»
Porque no todo es lo que aparenta, porque a veces proteger a quien queremos es más importante que contar a la verdad o que nos vean con buenos ojos, porque cuando nos creemos solos puede que tengamos más de un ángel velando por nosotros.
«Todos los días, al terminar las clases, salía disparada a la Casa del Álamo para llevarle a la casera la carta que había escrito la noche anterior. Cada vez qye le entregaba mi sobre donde se leía: “Para mi padre, de Chiaki”, se ponía de pie con un bufido por el esfuerzo, como si le causara una gran molestia. Tras advertirme que cerrara los ojos, guardaba la carta en el cajón.»
Recomendado a aquellos que hayan perdido a alguien querido; para quienes disfruten de las historias sencillas y dulces, con lágrimas reales que se convierten en esperanza; para ti, lector, que te apetece cambiar un poco de genero e introducirte en la literatura japonesa sin perder esos puntos en común que todas las cultures tienen.

Isabel del Río
Septiembre 2017


martes, 12 de diciembre de 2017

Reseña de “Manual de Magia Moderna” en Love is to Destroy

“Con este manual cualquier persona puede iniciarse en este mundo tan peculiar de la magia y el esoterismo, en él nos indican como hacer hechizos y conjuros, la forma de utilizar los diferentes utensilios que se necesitan para algunas prácticas.
Es una guía muy sencilla pero con detalles muy importantes que todo aprendiz y persona curiosa debería tener en su estantería y haber utilizado a lo largo de su vida.”

miércoles, 22 de noviembre de 2017

Taller Introducción a la Magia en librería Síntesis

Taller Introducción a la magia 
SÁBADO 2 de Diciembre de 11 a 14h 
Inscripción: 50€.
Keylah Missen, autora de “Manual de Magia Moderna” (Kepler, Urano) nos hablará en este taller intensivo sobre las bases de la magia y los primeros pasos para poner en...



lunes, 20 de noviembre de 2017

“Las Bocas de la Montaña” Mejor Novela Fantástica 2017

Novela Ganadora en los premios Isla de las Letras, VIII Edición, por “Las Bocas de la Montaña. El Señor del Viento” como Mejor Novela Fantástica 2017.

Este ha sido un fin de semana intenso. El jueves arrancamos el coche en dirección a Madrid para asistir a la entrega de premios Isla de las Letras. Los nervios me consumían, pues como sabéis aquellos que me conocéis, a pesar de haber quedado finalista en distintos certámenes, permanecía ahí, a las puertas, en segundo puesto. En esta ocasión, sin embargo, “Las Bocas de la Montaña” se ha alzado con el galardón y me siento doblemente emocionada. Por un lado por haber resultado ganadora, por otro, porque “Las Bocas de la Montaña” es una novela que ha pasado por mucho y por decenas de editores hasta ver la luz.
Escribí esta novelita fantástica con tintes estudios Ghibli tras la publicación de “La Casa del Torreón” con La Galera. Las primeras reacciones tras su lectura, por parte de editores y lectores, fueron muy buenas, la novela, recién escrita, ya había encontrado quién la publicara. Pero la cosa empezó a alargarse, el panorama cambió, y de pronto la novela era demasiado arriesgada.


A pasar de que Marcelo Mazzanti, mi editor de mesa por aquellos tiempos, ha apoyado la novela desde el primer día, los lectores editoriales siempre me daban la misma respuesta: la novela les había enganchado, les había apasionado, pero era demasiado arriesgada porque no sabían exactamente cómo etiquetarla.
No fue hasta el 2016, casi siete años después, que el editor de Atlantis me envió un mail en el que me decía que les había encantado la novela y que querían publicarla. ¡Ya os podéis imaginar mi emoción!


Más de uno me había sugerido, e insistido, para que renunciara a publicarla, pero yo creía que era una historia que merecía ser leída, una novela con un mensaje de fondo importante, pero además con un imaginario atractivo. Era difícil de etiquetar porque no está pensada para una edad concreta, pero sí está pensada para lectores que aman la fantasía y las aventuras.
En la entrega de premios no las tenía todas conmigo, como he comentado antes, era la eterna finalista, y he de confesar que me contuve por no llorar cuando dijeron el título de la novela ganadora.



Gracias a todos los que habéis creído en “Las Bocas de la Montaña” a pesar de los vientos huracanados. Gracias por apoyar a Nico, a Psilo, a Doug, a Fox, a Rico, a Eloise… En definitiva, gracias por creer que los sueños son posibles.