No existen sanadores, sí personas, pequeños-grandes guías y maestros que nos ayudan a avanzar, a reconocer y aprovechar nuestro potencial, a encontrarnos a nosotros mismos, a ser autosuficientes y alegres. Libres. Sin miedo.

jueves, 19 de enero de 2017

Más comentarios sobre “Las Bocas de la Montaña. El Señor del Viento”

“¡Todo! ¡¡Me ha gustado todo!! La amistad, la dedicación y la resolución de encontrar a su padre; de intentar resolver las cosas sin necesidad de utilizar la fuerza; el amor sin necesidad de dirigir al otro. En fin, ¡¡todo!! ¡Me ha encantado! Has sabido llegar al alma de los lectores”, Rosa María Lapeira de Sognare e viaggiare con i libri


No hay comentarios:

Publicar un comentario