No existen sanadores, sí personas, pequeños-grandes guías y maestros que nos ayudan a avanzar, a reconocer y aprovechar nuestro potencial, a encontrarnos a nosotros mismos, a ser autosuficientes y alegres. Libres. Sin miedo.

sábado, 6 de mayo de 2017

Pequeños y sabios maestros: “No”

“No, no y no”. Quién aprende los límites, ¿tú o yo? Gracias por enseñarme tanto, Max. Para alguien a quien le cuesta horrores decir que “No” por miedo a herir o molestar, descubrir que tampoco pasa nada por recibir un “No” es una gran lección.


No hay comentarios:

Publicar un comentario